Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de octubre, 2018

Desarrollo esperado vs desarrollo creado

Cada que se estrena un gobierno y se inicia la formulación de un nuevo plan nacional de desarrollo nos contagiamos de cierto frenesí colectivo ante el temor de quedar por fuera de la repartición de recursos. Por estas calendas se hacen reuniones y se urden estrategias pensando en el desarrollo esperado y no en el desarrollo creado, es decir, ese que se espera venga de la nación y que le resta importancia a ese que deberíamos crear para superar nuestras debilidades, enfrentar las amenazas, potenciar nuestras fortalezas y aprovechar las oportunidades. No podemos seguir pintando el futuro del departamento de naranja, rosado o verde según sea la paleta de colores que traigan las propuestas de turno.
Es hora de superar el ortodoxo discurso de que estamos en el triángulo de oro de Colombia en un cruce de caminos entre el oriente y occidente con mirador a la cuenca del Pacífico, pues esto para nada define nuestro porvenir. Es por esta forma de pensar que aún insistimos en poner todos los huev…

El día 14

El día 14 de octubre pensé en Armenia, esa que me produce sentimientos encontrados, la otrora «Ciudad Milagro» paradigma de civismo, cultura y progreso, la Armenia que debemos reconstruir. 
El día 14 comprendí que, como sociedad, cruzamos por un umbral que nunca debimos atravesar, una frontera invisible que franqueamos embaucados por cantos de sirenas de corifeos de un sistema político que supo entonar agradables y convincentes palabras que escondían seducción y engaño colectivo, sin percatarnos de las consecuencias.
Siempre he procurado una mirada positiva y optimista como la de Steven Pinker en su libro «En defensa de la Ilustración», por lo que cuando rememoro la inauguración del Parque de Los Fundadores con el aniversario 75 de Armenia y la ubicación del monumento a la junta pobladora del maestro Roberto Henao Buriticá, cuando recuerdo el fervor cívico que condujo a la creación del departamento del Quindío y a la designación de Armenia como su capital, cuando evoco el crecimiento ur…

El regiopolitismo de la RAP.

Por lo general los gobernantes basan sus decisiones políticas en la anticipación de hechos previsibles o en la respuesta a demandas de la sociedad. En el caso de la creación de la RAP del Eje Cafetero infiero que ésta obedeció más a la primera consideración que a la segunda, sin desconocer que hubo posiciones a favor y en contra en algunos círculos académicos e institucionales, observando que en Caldas y Risaralda hubo mayor discusión sobre sus conveniencias que en Quindío. De ser así, todo indica que estamos ante una región donde la población reconoce como propio su entorno departamental sin que haya digerido lo que significa pertenecer a una región administrativa y de planificación que, por definición, es supradepartamental. Y lo que es más relevante aún, para qué les sirve esta nueva realidad como instrumento de progreso colectivo.
Pero como al hablar de progreso no podemos caer en el error de explicarlo todo, me voy a concentrar en la identidad como medio de formar sentido de perte…