Ir al contenido principal

Entradas

Entre liderazgos líquidos

Entradas recientes

Las enseñanzas de un modelo virtual

En pocos días han cambiado muchas cosas. es como si un enorme seísmo hubiese puesto de cabezas nuestras vidas, maremágnum del que no se salvó ni la educación.
Hoy las aulas de escuelas y colegios están desoladas. En sus patios de recreo y campos deportivos hay silencios y en sus tiendas y comedores no hay invitados. Por causa del COVID – 19 cientos de miles y de otros miles de alumnos se refugiaron en sus casas bajo la tutela presencial de sus padres y el acompañamiento virtual de sus profesores, tan sólo mediados por un computador y la internet como enlace entre educadores y educandos.
Como estamos en la era de la virtualización donde abundan programas educativos on line, esto podría parecer algo normal. Pero lo novedoso es que esta digitalización fue forzosa, inesperada y no planeada, algo para lo que la sociedad ni el sistema educativo no estaban preparados. Asistimos a una revolución en la educación de resultados inciertos.
El contexto tiene dos extremos: profesores y alumnos, y entr…

Academia de Historia del Quindío: 40 años y 36 académicos

Con motivo del cuadragésimo aniversario de la Academia de Historia del Quindío, se publica el Acta de Fundación suscrita el 23 de mayo de 1980 en la sede del Museo Arqueológico del Quindío, que funcionaba en el piso siete del edificio del Banco Popular de la ciudad de Armenia, museo que albergaba una relevante colección de piezas de cerámica y orfebrería precolombinas, la mayoría de ellas de la cultura Quimbaya.
Aquel día se hicieron presentes para firmar el acta fundacional las siguientes personas: Jesús Arango Cano, Gabriel Echeverri González, Alberto Gómez Mejía, Horacio Gómez Aristizábal, Jaime Lopera Gutiérrez, Diego Moreno Jaramillo, Hugo Palacio Mejía, Bernardo Ramírez Granada y Alfonso Valencia Zapata. A esa reunión también asistió como testigo presencial, el General (r) Camilo Riaño, Académico de Número y Secretario de la Academia Colombiana de Historia.
Entre las decisiones de aquella asamblea constitutiva, además de la aprobación de sus estatutos, fue la elección de la primer…

Reflexiones acerca de la visión del Plan de Desarrollo

La visión de un plan de desarrollo es una narrativa que contiene la promesa de valor de un gobierno. Es la expectativa realista, ojalá ambiciosa, de lo que se espera al final de su mandato y que lo compromete con políticas, programas y proyectos para lograr lo que se propone.
De ahí que me propongo hacer algunas consideraciones sobre la visión (artículo 3) del proyecto del Plan de Desarrollo del Quindío 2020 – 2023 con base en las siguientes premisas: (a) la realidad que nos plantea el COVID – 19 con la suspensión de numerosas actividades productivas, el cierre de empresas y la pérdida de empleos lo que nos pone ante el imperativo de la reactivación económica; (b) una mirada más integral y ambiciosa del desarrollo productivo local.
Si bien creo que la visión del Plan es coherente en su construcción y está dotada de valiosos elementos en lo social, productivo, cultural y ambiental, me permito exponer cuatro reflexiones generales:
PRIMERA REFLEXIÓN: Reactivación Económica. La visión del P…

Entre salud y economía no hay dilema

Una vez que entró a regir la cuarentena decretada el pasado 20 de marzo se paralizaron casi por completo las actividades productivas y se abrió el debate sobre qué era más importante: preservar la vida o la economía, falso dilema que precipita una respuesta emocional e instintiva, porque la vida, sana, es el bien supremo que debe protegerse por encima de cualquier consideración. Entonces viene la pregunta: ¿qué hacer con salud y sin ingresos?
Tanto la salud como la economía son esenciales y no es posible escoger entre una u otra, las dos son fundamentales para el bienestar y la dignidad humana. Este es el fiel de la balanza que debe guiar las decisiones por estos días: poner a rodar de nuevo las empresas con las medidas de seguridad necesarias para no comprometer la salud de trabajadores, de sus familias y de la sociedad.
Entonces, mientras las autoridades sanitarias, las IPS y EPS y los profesionales y trabajadores de la salud hacen lo suyo para prevenir contagios y atender enfermos, …

Entre respuestas y preguntas

Por estos estos días de cuarentena encontré una frase del escritor uruguayo Mario Benedetti (1946 – 2006) que me hizo reflexionar: «Cuando creíamos que teníamos todas las respuestas, cambiaron todas las preguntas». Entonces pensé en que las respuestas dan certezas mientras que las preguntas cuestionan, que las respuestas dicen lo que sabemos y las preguntas recuerdan lo que ignoramos, que las respuestas nos hacen sentir cómodos y las preguntas nos sacan de la zona de confort.
Hasta hace poco la humanidad tenía la percepción que todo lo conocía. La ciencia y los enormes avances tecnológicos hicieron creer, y vaya de qué manera, que éramos la máxima expresión de la creación o de la evolución, la especie dominante. Los desarrollos en comunicaciones, la capacidad de llegar a las profundidades del mar y de ir al espacio, la comprensión del cosmos y del universo, los adelantos en medicina, el descubrimiento del genoma humano y la posibilidad de alargar la vida, la monstruosa capacidad de aut…

El Jardín de tus oídos de Jaime Lopera

En una casona de bahareque de dos plantas ubicada en céntrica esquina de la Villa del Cacique, donde abre sus puertas el Café de Carlos, el 15 de febrero un grupo de amigos de las letras asistimos a la presentación del último libro del escritor calarqueño Jaime Lopera Gutiérrez, «El jardín de tus oídos», publicado por la Biblioteca de Autores Quindianos patrocinada por la Gobernación del Quindío y la editorial Torre de Palabras.
Ese día, al caer la tarde, Carlos Arturo Patiño nos recibió en su café, un agradable local meticulosamente conservado que «pone un mojón en la esquina de las nostalgias, y abre una puerta de par en par, en la casona de nuestros instintitos» como lo escribiera el novelista José Nodier Solórzano para Calarcá Net. Un par de mesas y dos butacas sirvieron de mobiliario al poeta Elías Mejía y a Jaime para posar frente a un público que deleitaba aromas de café recién preparado y escuchaba a Carlos, con micrófono en mano, decir: sonido, sonido; uno, dos tres; sonido, s…