Ir al contenido principal

La tesitura de la política quindiana.


Nuestra pueblo se formó en un crisol donde se mezclaron genes venidos de Antioquia y Caldas con otros que llegaron por el naciente (Santander, Boyacá, Cundinamarca y Tolima) y el poniente (Nariño, Cauca y Valle), amén de algunas migraciones de alemanes, españoles, judíos y libaneses, lo que dio como resultado un caleidoscopio de apellidos y culturas en los que se esculpió la llamada quindianidad, esa que se expresó en juntas cívicas prodepartamento a mediados del siglo pasado cuando nuestro espíritu libertario no aguantó el odioso centralismo político de Manizales que por esas calendas no nos veía de igual a igual.

Personajes como Diego Moreno Jaramillo, Jesús Arango Cano, Hernando Peláez Agudelo, Jesús Ocampo Osorio, Oscar Jaramillo O’brien, Santiago Vélez Palacio, Henry Valencia Naranjo, Bedmar Vásquez Henao, Héctor Gutiérrez Mejía, Francisco Luís Gallo Gómez, Alfonso Valencia Zapata y Francisco Arango Quintero fueron líderes cívicos que encabezaron la rebelión, a los que se les unieron figuras políticas de entonces que hicieron posible la aprobación de la Ley 2 de 1966 que creó el Quindío.

Hoy, 52 años después, la historia nos pone ante otro desafío cual es el de la arremetida de la politiquería y la corrupción que intenta perpetuarse usufructuando la administración pública. Ya no están los personajes de otros tiempos, pero es indudable que la flama de la quindianidad sigue viva en el corazón de muchos ciudadanos que quieren un presente y futuro mejor.

Tal vez a esto se deban las numerosas expresiones en reuniones de amigos y de trabajo, en tertulias improvisadas de café, en las redes sociales y en medios de comunicación que expresan asombro, indignación y rechazo a los casos de corrupción y apropiación de dineros públicos denunciados por la Fiscalía. Lo valioso es que todos, al unísono, reclaman un cambio sustancial porque la sociedad está harta de tanta desfachatez y mezquindad política.

Así que no dejemos que este sentimiento se apague pues representa el primer paso para cohesionar nuestra sociedad en torno al propósito superior de reconstruir moral y físicamente a Armenia y el Quindío. No perdamos de vista que transitaremos por un período de estupor en el que muchos no querrán que el sistema cambie y harán lo posible para entrabar la búsqueda de nuevos caminos.

Sin embargo, tarde que temprano hallaremos una solución política a nuestro deterioro como sociedad, a la crisis institucional que sufrimos, a las manifestaciones de corrupción e ilegalidad, a las prácticas de la politiquería y clientelismo. Las alertas están prendidas, y de no lo entenderlo, corremos el riesgo de ir por el camino de la inviabilidad social.

Esta será una lucha dispareja entre unos que se las saben todas con su arsenal de artimañas y otros que tenemos mucho por aprender. Es enfrentar una maquinaria organizada que se enseñó a que todo se transa y todo se pacta, hasta las consciencias. Es por esto que precisamos de una sociedad unida alrededor de un propósito colectivo, pues sería fatal que las nuevas generaciones aprendieran de las censurables artimañas de la malsana política. 

Al pueblo se le acostumbró que los políticos solucionen sus necesidades a cambio de darles el voto y entregarles el manejo de las instituciones y los recursos públicos. Cuando el sistema languidece lo único que queda es la sociedad con sus valores y principios, pero una sociedad con la capacidad de reconstruirse y enfrentar sus desafíos. Sería imperdonable que pase el tiempo y olvidemos lo que nos sucede.

Armando Rodríguez Jaramillo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los clústeres de cafés especiales.

Artículo publicado en la revista Dimensión Económica (Pereira - Risaralda) en su edición N° 23 octubre - noviembre - diciembre de 2018
El café ha sido y será un asunto primordial en Colombia y el Eje Cafetero. La historia de Caldas, Quindío y Risaralda no se puede contar sin mencionar al grano que nos dio identidad y generó el desarrollo y bienestar que hizo que la UNESCO reconociera al Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.
Sin embargo, la caficultura tradicional se volvió incierta luego de la disolución del Pacto Internacional de Café (1989) que establecía cuotas de producción para los países cultivadores manteniendo controlada la oferta mundial con precios razonables del grano. Hoy el producto se transa en el mercado de los commodities o materias primas indiferenciadas, negocio en el que se compite con grandes volúmenes y bajos precios sin que la calidad sea el factor determinante en un mercado en el que siempre hay reservado un lugar para aquellos que producen a …

Sin Edén no hay paraíso

El Edén es tema obligado en la agenda de los quindianos, así se confirmó cuando en días pasados el director general de la Aerocivil, Juan Carlos Salazar Gómez, presentó en el Foro de Gerentes de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío las inversiones que por 80 mil millones de pesos se hacen en el aeropuerto de Armenia para estudios, diseños y obras de ampliación de la plataforma, nueva torre de control, mantenimiento de la pista, construcción de la terminal internacional y otras obras, así como la proyección de inversiones que por 36.000 millones de pesos se harán en los siguientes dos años para adecuar la terminal nacional de pasajeros, culminación de la terminal internacional, construcción de hangares y adquisición de predios. No obstante estas buenas noticias, es indudable que quedó cierto sinsabor sobre el futuro del aeropuerto.
Según la Oficina de Transporte Aéreo de la Aerocivil, la proyección de pasajeros que a 2030 se movilizarían por El Edén con la modernización y mejo…

Sucedió hace 935 días

Hace 935 días que fue promulgada la Ley 1803 del 01 de agosto de 2016 por medio de la cual la Nación se asoció a la conmemoración de los cincuenta años de vida administrativa del Departamento del Quindío, ley que trae las rúbricas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, y de los ministros del Interior, Hacienda y Crédito Público y de Transporte.
Pero la Nación no sólo se asoció a la conmemoración del cincuentenario, además autorizó al Gobierno Nacional para que asignará en el Presupuesto General de la Nación y/o impulsara a través del Sistema de Cofinanciación las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar cinco obras promotoras del desarrollo regional, autorizando al Gobierno para efectuar los créditos y contracréditos a que hubiera lugar, así como los traslados presupuestales que garantizaran el cumplimiento de la citada norma.
Los cinco proyectos y obras a que se refiere la Ley 1803 son: Construcción Embalse Multipropósito del Quindío; rectificación…