Ir al contenido principal

Cambiamos o nos jodemos

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)

Hace 45 años que la ONU celebra el Día Internacional de la Madre Tierra los 22 de abril, y lo hace como un recordatorio para que todos nos comprometamos en salvaguardar el futuro de un planeta que está en deterioro. Como ésta es una tarea difícil que requiere poner de acuerdo muchas voluntades, la mejor forma de actuar responsablemente es cambiando nuestra relación con la naturaleza, pues la salud de la Tierra depende de la suma de todas las pequeñas acciones que a diario realizamos en nuestro entorno.

Debemos concientizarnos de que el verde del paisaje quindiano, invariable durante todo el año, tiene su origen en un bien distribuido régimen de lluvias, en unos suelos derivados de cenizas volcánicas provenientes del Machín y en una diversa vegetación, componentes que forman ecosistemas maravillosos que están siendo alterados significativamente por el hombre en su afán de lucro.

En el reciente estudio semidetallado de suelos del Quindío (2012), el IGAC incluyó un capítulo dedicado a los conflictos de uso del suelo, los que define como la divergencia entre el uso actual que el hombre le da al medio natural y el uso que debería tener, respecto a sus potencialidades y restricciones ambientales, ecológicas, culturales, sociales y económicas.

El estudio nos dice que sólo 22,13% de los suelos del Quindío tienen usos agrícolas adecuados, por lo general en café, plátano y algunas coberturas forestales. De igual manera, nos señala que 32,44% de las tierras, que equivalen a 62.638 hectáreas, están en conflicto por sobreutilización, es decir, son las tierras en las cuales las actividades agropecuarias hacen un aprovechamiento intenso de la base natural de los recursos, sobrepasando su capacidad natural productiva.

Lo dicho se torna más alarmante al observar que del total de la superficie reseñada, 38.124 hectáreas están en conflicto por sobreutilización en grado severo, de las cuales 10.005 son de Pijao; 8.617 de Salento; y 5.618 de Calarcá. Como para tener una idea del daño que estamos haciendo y de la magnitud del riesgo al que estamos expuestos, pensemos que el área de suelos en conflicto por sobreutilización en grado severo es más de tres veces la extensión del municipio de Armenia con sus 12.133 hectáreas rurales y urbanas (desde Límites, al norte, hasta el aeropuerto El Edén, al sur; desde el río Quindío, al oriente, hasta el río Espejo, al occidente)

Estamos jugando con fuego y no queremos reaccionar. Una tercera parte de nuestros suelos sufren erosión de moderada a severa por el mal uso que les damos y por tener cultivos y ganadería donde debería haber bosques. El meollo del problema radica en que por esta locura colectiva de deterioro ambiental perdemos nuestros suelos y bosques, diezmamos la fauna y contaminamos y desordenamos nuestras cuencas hidrográficas, lo que nos pone en grave riesgo social y económico, y en la antesala de una crisis ambiental de grandes proporciones. Tengamos de presente que en los municipios  donde se concentra el conflicto en grado severo de uso de suelos (Salento, Pijao y Calarcá), nacen la quebrada Boquía y los ríos Quindío, Boquerón, Navarco, Santo Domingo, Lejos y Azul, que abastecen de agua a cerca de 450.000 quindianos.


Epílogo: El 30 de abril de 2014 el IDEAM alertó sobre la detección de ocho nuevos núcleos de deforestación en zonas boscosas del país, entre los que figuraba el Quindío y…

Comentarios

  1. Cordial saludo,

    Excelente blog. ¿Podría usted facilitarme el documento estudio semidetallado de suelos del Quindío (2012) vía e-mail?

    Le agradezco mucho

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Los clústeres de cafés especiales.

Artículo publicado en la revista Dimensión Económica (Pereira - Risaralda) en su edición N° 23 octubre - noviembre - diciembre de 2018
El café ha sido y será un asunto primordial en Colombia y el Eje Cafetero. La historia de Caldas, Quindío y Risaralda no se puede contar sin mencionar al grano que nos dio identidad y generó el desarrollo y bienestar que hizo que la UNESCO reconociera al Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.
Sin embargo, la caficultura tradicional se volvió incierta luego de la disolución del Pacto Internacional de Café (1989) que establecía cuotas de producción para los países cultivadores manteniendo controlada la oferta mundial con precios razonables del grano. Hoy el producto se transa en el mercado de los commodities o materias primas indiferenciadas, negocio en el que se compite con grandes volúmenes y bajos precios sin que la calidad sea el factor determinante en un mercado en el que siempre hay reservado un lugar para aquellos que producen a …

Sin Edén no hay paraíso

El Edén es tema obligado en la agenda de los quindianos, así se confirmó cuando en días pasados el director general de la Aerocivil, Juan Carlos Salazar Gómez, presentó en el Foro de Gerentes de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío las inversiones que por 80 mil millones de pesos se hacen en el aeropuerto de Armenia para estudios, diseños y obras de ampliación de la plataforma, nueva torre de control, mantenimiento de la pista, construcción de la terminal internacional y otras obras, así como la proyección de inversiones que por 36.000 millones de pesos se harán en los siguientes dos años para adecuar la terminal nacional de pasajeros, culminación de la terminal internacional, construcción de hangares y adquisición de predios. No obstante estas buenas noticias, es indudable que quedó cierto sinsabor sobre el futuro del aeropuerto.
Según la Oficina de Transporte Aéreo de la Aerocivil, la proyección de pasajeros que a 2030 se movilizarían por El Edén con la modernización y mejo…

Sucedió hace 935 días

Hace 935 días que fue promulgada la Ley 1803 del 01 de agosto de 2016 por medio de la cual la Nación se asoció a la conmemoración de los cincuenta años de vida administrativa del Departamento del Quindío, ley que trae las rúbricas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, y de los ministros del Interior, Hacienda y Crédito Público y de Transporte.
Pero la Nación no sólo se asoció a la conmemoración del cincuentenario, además autorizó al Gobierno Nacional para que asignará en el Presupuesto General de la Nación y/o impulsara a través del Sistema de Cofinanciación las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar cinco obras promotoras del desarrollo regional, autorizando al Gobierno para efectuar los créditos y contracréditos a que hubiera lugar, así como los traslados presupuestales que garantizaran el cumplimiento de la citada norma.
Los cinco proyectos y obras a que se refiere la Ley 1803 son: Construcción Embalse Multipropósito del Quindío; rectificación…