Ir al contenido principal

Absurdos por qué

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)


Con frecuencia nos suceden situaciones, que tal vez por triviales y corrientes, pasan inadvertidas la mayoría de las veces, pero que al reflexionar nos percatamos que muchas son curiosas y que otras tachan con lo absurdo. Así, que a manera de ejemplo, listo algunas de estas situaciones: 
  • ¿Por qué la mayoría de los políticos critican la politiquería?
  • ¿Por qué nos sentimos inseguros cuando tenemos en el vecindario a un organismo de seguridad como la policía o ejército?
  • ¿Por qué hacemos natilla una vez al año, y cuando la hacemos, la repartimos entre amigos y familiares?

  • ¿Por qué cuando nos sirven la comida en un restaurante lo primero que hacemos es mirar el plato del vecino?
  • ¿Por qué mantenemos la llave del agua abierta mientras nos cepillamos los dientes?
  • ¿Por qué nos despertamos cuando nos apagan el televisor?
  • ¿Por qué vamos a cine a comer, mejor dicho, a tragar?
  • ¿Por qué gran parte de los conductores de buses urbanos y de taxis no usan cinturón de seguridad?
  • ¿Por qué los conductores de bus paran en cualquier parte a recoger pasajeros y sólo los dejan en los paraderos?
  • ¿Por qué algunos conductores, cuando la luz del semáforo cambia a amarillo, antes del verde, pitan desesperadamente; y cuando cambia a amarillo, antes del rojo, aumentan la velocidad?
  • ¿Por que los ciclistas y las patrullas de policía se pasan en rojo los semáforos?
  • ¿Por qué los policías y guardas de tránsito no atraviesan las calles por las cebras?
  • ¿Por qué los soldados y policías son transportados en camionetas y camiones violando normas del código de transito?
  • ¿Por qué, si es prohibido llevar pasajeros de pie, las chivas transportan gente alicorada bailando sin precaución alguna?
  • ¿Por qué usamos la mejor vajilla y el mejor mantel para las visitas y dejamos las cosas viejitas para los de la casa?
  • ¿Por qué en la fiesta de matrimonio a los recién casados se les sigue diciendo novios?
  • ¿Por qué cuando suspenden la energía eléctrica de día decimos que se fue la luz?
  • ¿Por qué cuando empieza a llover decimos que se largó un aguacero?
  • ¿Por qué las señoras cuando muestran su casa a las visitas dicen: “esta es la cocina”; “este es el baño” y esta la alcoba principal, como si el visitante no conociera la diferencia entre una cocina, un baño y una alcoba?
  • ¿Por qué mandamos a celebrar misas por los muertos y no por los vivos con quienes compartimos el presente?
  • ¿Por qué cuando miramos al techo lo hacemos con la boca abierta?
  • ¿Por qué muchos saludan de forma atropellada diciendo a la vez: hola, que tal, cómo estás, cómo te ha ido, qué me cuentas?
  • ¿Por qué algunos se despiden diciendo: déjate ver para que charlemos?
  • ¿Por qué en los velorios se oye decir: no puedo creer que se haya muerto si nos vimos la semana pasada y estaba lleno de vida?



    Entradas más populares de este blog

    Armenios y quindianos deberíamos estar indignados y enojados

    Enojo, ira y enfadovehementecontra sus actos es lo que deberíamos sentir los armenios y quindianos hacia los funcionarios y gobernantes señalados por la procuraduría y fiscalía por corrupción y delitos contra los bienes públicos. Y es que enojo, ira y enfadovehemente son los términos usados por la RAE para definir indignación, y eso es precisamente lo que la mayoría de cuyabros deberíamos expresar.
    De mi parte siento indignación no sólo porque permitimos que nuestra ciudad y departamento se convirtieran en algo así como un coto de caza de corruptos e inescrupulosos, sino por la flojera y debilidad de no haber sido capaces como sociedad, heredera de “…una raza altiva de dura cerviz” como lo escribiera el maestro Tomas Calderón en las letras del himno de Armenia, de reaccionar con verraquera ante los yugos que impuso la más rampante politiquería.
    No podemos seguir en silencio ante tanta corrupción y desfachatez. ¿De dónde acá se creyeron algunos gobernantes y funcionarios públicos politiq…

    El Quindío se vende y se regala.

    Hace poco escribí sobre lo insólito que resulta para los armenios que desde 2009 el 53,16% del capital social de la Sociedad Terminal de Transporte de Armenia sea del Departamento del Meta, lo que le da el derecho a su Gobernador de presidir la junta directiva y decidir sobre la administración y destinos de la Terminal de la capital del Quindío, acciones que la Asamblea Departamental del Meta autorizó su enajenación desde diciembre de 2016 con plazo al 30 de junio del presente año.
    Ante esto, surgen a varias preguntas: ¿cómo perdimos la capacidad de decisión sobre la Terminal?, ¿qué está haciendo la Alcaldía de Armenia para hacerse con las acciones del Meta en venta hace 14 meses y tener la mayoría accionaria para ordenar el transporte municipal, metropolitano e interdepartamental sin depender de la voluntad del gobierno del Meta?
    Pero más allá de las eventuales respuesta a estas inquietudes, que no serían para mí, sino para los armenios, lo esencial es que a los cuyabros se nos embolat…

    Tan nuestros y tan ajenos

    El Aeropuerto Internacional El Edén y la Terminal de Transporte de Armenia son portales de entrada y salida para muchos de los que toman la decisión de venir al Quindío y al Paisaje Cultural Cafetero, por lo que es fundamental que el viajero llegue con facilidad, se movilice sin problemas dentro del destino disfrutando sus atractivos rurales y urbanos, y regrese sin inconveniente a su lugar de origen. Si la experiencia de ingreso y salida del territorio es negativa, el turista llevará consigo un sentimiento de desagrado así haya sido objeto de un buen servicio durante su estadía en la región.
    Aunque es una incógnita el número de turista que al año arriban al Quindío (algunos dicen que son 850.000, pero otros aseguran que pasan de un millón), del comparativo de las temporadas de diciembre de 2016, Semana Santa y mitad de año de 2017 publicado por el Observatorio de Turismo de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío se colige que en promedio un 91% de los turistas son nacionales y…