Ir al contenido principal

Alerta amarilla para la calidad de vida

Por: Armando Rodríguez Jaramillo ((Armenia - Quindío - Colombia) - 20 de noviembre de 2014.


Los resultados del Índice Departamental de Competitividad entregados por el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario nos dijeron lo que ya sabíamos pero que no hemos querido escuchar. EL índice, al igual que lo hizo el Informe Regional de Desarrollo Humano –IRDH- 2004 denominado “Un pacto por la región. De la crisis cafetera a una oportunidad de desarrollo regional” publicado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), nos recordó cómo habíamos retrocedido en el Quindío en cuanto a la calidad de las instituciones públicas, infraestructura, educación básica, media y superior, salud, medio ambiente, innovación y dinámica empresarial.
A la información poco halagüeña de estos estudios, se suman las cifras del DANE que nos muestran que las exportaciones diferentes al café bajaron, que estamos en el primer lugar en el ámbito nacional en tasas de desempleo, que el crecimiento de la economía departamental se desaceleró, que el ingreso per cápita de los quindianos se estancó y que en la mayoría de regiones de Colombia se disminuye la pobreza más rápidamente que en la nuestra. En fin, sin pretender ser ave de mal agüero, todo apunta a que las condiciones de calidad de vida en el Quindío se deterioran paulatinamente y que la brecha en términos de desarrollo humano con respecto a otros departamentos se amplía inexorablemente.

Sin embargo, el mayor problema que afrontamos no es la mengua de las condiciones socioeconómicas, es el hecho de no querer darnos cuenta que vamos mal y que lo que hacemos no funciona o no es suficiente. Y como el mundo no va a detener su dinámica para esperarnos, es posible que las brechas con otras regiones y países tienda a ser cada vez mayor.

Es indudable que no estamos haciendo las cosas bien, que los planes de desarrollo formulados por los gobiernos locales no han sido ni son las cartas de navegación que nos lleven hacia el progreso y bienestar, y que carecemos de una política de desarrollo productivo que ponga al servicio de los empresarios los recursos con que cuentan las administraciones territoriales.

Parece que nos hiciera falta crear una comité regional de prevención y atención del deterioro socioeconómico que decrete la alerta amarilla para que el gobierno departamental, la alcaldía de Armenia y las de los once municipios, conjuntamente con los congresistas, diputados y concejales, amén del concurso de las universidades y gremios económicos, reestructuren de forma expedita los planes de desarrollo y formulen estrategias de transformación productiva para hacerle frente al evidente deterioro en la calidad de vida.

Pero mientras nos damos cuenta que no podemos seguir haciendo más de lo mismo y que necesitamos repensar el Quindío, el mundo político está concentrado en el impulso de candidaturas con miras a las elecciones a gobernación y alcaldías en su afán por asegurar el poder.

Entradas más populares de este blog

Los clústeres de cafés especiales.

Artículo publicado en la revista Dimensión Económica (Pereira - Risaralda) en su edición N° 23 octubre - noviembre - diciembre de 2018
El café ha sido y será un asunto primordial en Colombia y el Eje Cafetero. La historia de Caldas, Quindío y Risaralda no se puede contar sin mencionar al grano que nos dio identidad y generó el desarrollo y bienestar que hizo que la UNESCO reconociera al Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.
Sin embargo, la caficultura tradicional se volvió incierta luego de la disolución del Pacto Internacional de Café (1989) que establecía cuotas de producción para los países cultivadores manteniendo controlada la oferta mundial con precios razonables del grano. Hoy el producto se transa en el mercado de los commodities o materias primas indiferenciadas, negocio en el que se compite con grandes volúmenes y bajos precios sin que la calidad sea el factor determinante en un mercado en el que siempre hay reservado un lugar para aquellos que producen a …

Siquiera se murieron los abuelos sin ver el vergonzoso eclípse

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío - Colombia) - 24 de mayo de 2014
Quizá el nombre de Jorge Robledo Ortíz, uno de los referentes de la poesía del siglo XX, no tenga significado para los jóvenes de hoy. A Ortíz, oriundo de Santa Fé de Antioquia y fallecido en 1990 en Medellín, se le recuerda por su imagen decimonónica del rapsoda popular a igual que sus coterráneos Gregorio Gutiérrez González y Epifanio Mejía.
En sus versos quedó su impronta personal al exaltar las tradiciones y la cultura de su tierra y por levantar su voz contra la crueldad y el despotismo, razón por la cual se le recuerda como el "Poeta de la raza."
Y es precisamente ahora, cuando estamos inmersos en un proceso electoral para elegir presidente de la República, proceso que será recordado por la degradación y bajeza a la que hemos llegado en la forma de hacer la política, que las letras de poesías como la de “Siquiera se murieron los abuelos” cobran vigencia y valor pues nos enfrenta a la erosión d…

Sucedió hace 935 días

Hace 935 días que fue promulgada la Ley 1803 del 01 de agosto de 2016 por medio de la cual la Nación se asoció a la conmemoración de los cincuenta años de vida administrativa del Departamento del Quindío, ley que trae las rúbricas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, y de los ministros del Interior, Hacienda y Crédito Público y de Transporte.
Pero la Nación no sólo se asoció a la conmemoración del cincuentenario, además autorizó al Gobierno Nacional para que asignará en el Presupuesto General de la Nación y/o impulsara a través del Sistema de Cofinanciación las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar cinco obras promotoras del desarrollo regional, autorizando al Gobierno para efectuar los créditos y contracréditos a que hubiera lugar, así como los traslados presupuestales que garantizaran el cumplimiento de la citada norma.
Los cinco proyectos y obras a que se refiere la Ley 1803 son: Construcción Embalse Multipropósito del Quindío; rectificación…