Ir al contenido principal

Los retos en educación

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío - Colombia)
16 de abril de 2014. Publicado en el Diario La Crónica del Quindío - 30 de abril de 2014


Cuando los quindianos pensamos que el Quindío podía ser un departamento, nos dimos cuenta que la única forma de enfrentar con éxito a la clase política de Manizales era si estábamos unidos. Fue así como luego de intentos fallidos, entre múltiples artilugios y componendas, en 1966 los intereses separatistas se hicieron realidad.

La vida como departamento se inició con tan solo la universidad del Quindío, institución creada en 1961 con agronomía y topografía. Esto quiere decir que la dirigencia pública y privada de entonces, que había pasado por las aulas universitarias, era egresada la mayoría de las veces instituciones de Manizales, Bogotá o Medellín, lo que limitaba ostensiblemente la cualificación del recurso humano con el que contábamos para echar a andar este departamento.

Luego la universidad del Quindío aumentó su oferta académica en ingenierías, ciencias básicas, idiomas y licenciaturas. En 1971 nacen la Escuela de Administración y Mercadotecnia del Quindío y la Universidad La Gran Colombia con programas en los campos del derecho y de las ciencias económicas y administrativas, ofreciendo nuevas alternativas de estudio para que la juventud quindiana no se viera obligada a tener que estudiar en otras ciudades.

Sin embargo, los programas académicos ofrecidos, salvo contadas excepciones, no respondieron a las necesidades de un sector productivo concentrado en actividades agropecuarias, razón que influyó para que nuestra agricultura no avanzara hacia la tecnificación y a los cultivos de precisión, que la caficultura se quedara sumida en una crisis no superada de más de dos décadas, que la agroindustria no hubiera sido una alternativa de generación de valor agregado y que el concepto de  agronegocios no se hubiera desarrollado entre nosotros.

Ahora, cuando estamos próximos a cumplir 50 años de vida departamental, tenemos más universidades y una variada oferta de programas de pregrado y postgrado, pero continuamos con pocos programas orientados a los agronegocios, renglón responsable de más del 90% de nuestras exportaciones.

Entonces vale preguntarnos: ¿cuál será el Quindío productivo de los próximos 50 años? ¿Queremos impulsar un sector agrícola articulado con procesos agroindustriales y tecnología de punta o nos la jugamos con la manufactura, servicios logísticos, tecnología de las comunicaciones y turismo? ¿Conocemos los sectores emergentes promisorios para el departamento? Cualquiera que sea la respuesta, requiere de un gran compromiso con visión de largo plazo de parte de nuestras universidades.


Aquí no podemos contratar entrenadores y jugadores como hacen los equipos de futbol para que jueguen el partido que nosotros debemos jugar. Aquí solo tenemos la opción de preparar, con los mejores estándares de calidad educativa, a nuestros jóvenes  y empresarios para que se apropien del conocimiento y la innovación con el fin de transformar los sectores productivos, competir en los mercados nacionales e internacionales, crear empresas, empleo y riqueza, y mejora la calidad de vida de la población.

Entradas más populares de este blog

Los clústeres de cafés especiales.

Artículo publicado en la revista Dimensión Económica (Pereira - Risaralda) en su edición N° 23 octubre - noviembre - diciembre de 2018
El café ha sido y será un asunto primordial en Colombia y el Eje Cafetero. La historia de Caldas, Quindío y Risaralda no se puede contar sin mencionar al grano que nos dio identidad y generó el desarrollo y bienestar que hizo que la UNESCO reconociera al Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.
Sin embargo, la caficultura tradicional se volvió incierta luego de la disolución del Pacto Internacional de Café (1989) que establecía cuotas de producción para los países cultivadores manteniendo controlada la oferta mundial con precios razonables del grano. Hoy el producto se transa en el mercado de los commodities o materias primas indiferenciadas, negocio en el que se compite con grandes volúmenes y bajos precios sin que la calidad sea el factor determinante en un mercado en el que siempre hay reservado un lugar para aquellos que producen a …

Siquiera se murieron los abuelos sin ver el vergonzoso eclípse

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío - Colombia) - 24 de mayo de 2014
Quizá el nombre de Jorge Robledo Ortíz, uno de los referentes de la poesía del siglo XX, no tenga significado para los jóvenes de hoy. A Ortíz, oriundo de Santa Fé de Antioquia y fallecido en 1990 en Medellín, se le recuerda por su imagen decimonónica del rapsoda popular a igual que sus coterráneos Gregorio Gutiérrez González y Epifanio Mejía.
En sus versos quedó su impronta personal al exaltar las tradiciones y la cultura de su tierra y por levantar su voz contra la crueldad y el despotismo, razón por la cual se le recuerda como el "Poeta de la raza."
Y es precisamente ahora, cuando estamos inmersos en un proceso electoral para elegir presidente de la República, proceso que será recordado por la degradación y bajeza a la que hemos llegado en la forma de hacer la política, que las letras de poesías como la de “Siquiera se murieron los abuelos” cobran vigencia y valor pues nos enfrenta a la erosión d…

Sucedió hace 935 días

Hace 935 días que fue promulgada la Ley 1803 del 01 de agosto de 2016 por medio de la cual la Nación se asoció a la conmemoración de los cincuenta años de vida administrativa del Departamento del Quindío, ley que trae las rúbricas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, y de los ministros del Interior, Hacienda y Crédito Público y de Transporte.
Pero la Nación no sólo se asoció a la conmemoración del cincuentenario, además autorizó al Gobierno Nacional para que asignará en el Presupuesto General de la Nación y/o impulsara a través del Sistema de Cofinanciación las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar cinco obras promotoras del desarrollo regional, autorizando al Gobierno para efectuar los créditos y contracréditos a que hubiera lugar, así como los traslados presupuestales que garantizaran el cumplimiento de la citada norma.
Los cinco proyectos y obras a que se refiere la Ley 1803 son: Construcción Embalse Multipropósito del Quindío; rectificación…