Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de marzo, 2019

¿Repensar o reinventar al Quindío?

Es normal que estos dos términos los usemos de forma indistinta, aunque no lo sean. Repensar es reflexionar, pensar atenta y detenidamente sobre algo, y reinventar es de nuevo hallar o descubrir algo desconocido. De ahí que para reinventar al Quindío habrá que repensarlo para identificar futuros alternativos que rompan con la simple proyección del presente.
Si bien en el departamento hay empresas agropecuarias, agroalimentarias, manufactureras y de servicios que se esfuerzan por usar el conocimiento, hacer transferencia de tecnología, apropiar la cultura de la innovación, utilizar el diseño como elemento diferenciador, mejorar su cadena valor, explorar la economía digital y ofrecer servicio al cliente, no es un secreto que la mayoría de nuestras empresas compiten con tecnologías del siglo pasado, producen bienes y servicios básicos de escasa diferenciación, emplean mano de obra no calificada, guerrean con bajos precios en negocios de reducida rentabilidad y cuentan con limitaciones par…

La realidad de la calle

Cuando acumulamos recuerdos que abarcan varias décadas atesoramos vivencias del trasegar por la vida. He sido testigo de cómo Armenia pasó de poblado apacible y amigable a urbe en efervescencia y expansión. Sin embargo, estos cambios, a veces atropellados, no significan que debamos resignarnos a una ciudad caótica que deprecia la dignidad humana tal como podría colegirse al ver tantas personas en las calles en condiciones deplorables.
Siempre han existido individuos que viven en indigencia, lo que pasa es que ahora parece haber una eclosión de marginados sociales de todas las edades por los cuatro puntos cardinales de Armenia. No pretendo diagnosticar una situación que de por sí tiene múltiples causas, lo que sí me acompaña es cierta dosis de sensibilidad social que me permite expresar lo que siento al ver tantos seres en las calles de mi ciudad natal atrapados en la telaraña de la pobreza absoluta y sumidos en la enajenación total.
Por aquí y acullá amanecen en los andenes personas gua…