Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de febrero, 2019

Sucedió hace 935 días

Hace 935 días que fue promulgada la Ley 1803 del 01 de agosto de 2016 por medio de la cual la Nación se asoció a la conmemoración de los cincuenta años de vida administrativa del Departamento del Quindío, ley que trae las rúbricas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, y de los ministros del Interior, Hacienda y Crédito Público y de Transporte.
Pero la Nación no sólo se asoció a la conmemoración del cincuentenario, además autorizó al Gobierno Nacional para que asignará en el Presupuesto General de la Nación y/o impulsara a través del Sistema de Cofinanciación las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar cinco obras promotoras del desarrollo regional, autorizando al Gobierno para efectuar los créditos y contracréditos a que hubiera lugar, así como los traslados presupuestales que garantizaran el cumplimiento de la citada norma.
Los cinco proyectos y obras a que se refiere la Ley 1803 son: Construcción Embalse Multipropósito del Quindío; rectificación…

Álvaro Molina: el maestro

Empezando febrero la vida eclipsó para Álvaro Molina, profesor entrañable, filósofo de formación, teólogo y humanista consumado. La noticia, que me llegó tres días tarde, me embargó de nostalgias y evocaciones de tiempos idos que siempre y por siempre anidarán en el recuerdo.
Álvaro no era el clásico docente que, con tiza en mano, a la usanza de los años setenta, escribía frases de memoria mientras impartía recitales que a fuerza de repetir una y otra vez, año tras año, se convertían en libretos prefabricados.No, para él no había formatos, pues sus clases impredecibles seducían y cuestionaban.
En 1974 llegó al colegio de los Hermanos Maristas en Armenia como director de quinto de bachillerato, hoy grado décimo, curso conformado por cerca de cuarenta adolescentes inquietos e indisciplinados que nos queríamos tragar el mundo antes que ese mundo de desencuentros nos engullera a todos. Éramos unos mozalbetes irreverentes, contestatarios e iconoclastas.
Recuerdo que por esas calendas los de …