Ir al contenido principal

Una sociedad desafiada por la corrupción


Armenia y el Quindío viven el momento más aciago de su historia por culpa de gobernantes y funcionarios públicos a los que se les atribuyen delitos como concierto para delinquir, peculado por apropiación, celebración indebida de contratos, lavado de activos, enriquecimiento ilícito y otras cosas criminales contra la administración pública. Por fortuna la Procuraduría y Fiscalía General de la Nación hacen lo propio, por lo que no tiene sentido que nos desgastemos debatiendo y controvirtiendo pruebas y condenando públicamente a los procesados pues esta es labor de investigadores, abogados defensores y jueces de la Republica.

O sea que mientras la justicia esclarece la verdad y sanciona a los responsables de esta debacle moral, económica y política, deberíamos estar reflexionando sobre cuándo y dónde nos equivocamos, qué hicimos mal, cómo perdimos el rumbo, y sobre todo, qué hacer como sociedad para retomar los principios y valores éticos heredados de los mayores, único basamento donde empotrar la formulación de un renovado proyecto político y económico que deje de lado a la malsana politiquería que tanto daño nos ha causado.

Por aquí y acullá el común denominador en mi ciudad son rostros de tristeza, de asombro, de impotencia, de desengaño, de rabia y de enojo. Rostros de ciudadanos que se sienten timados y defraudados por sus dirigentes. A ellos les digo que esta es la mejor muestra de lo mucho que nos duele Armenia. ¡Qué tal que a los cuyabros no nos importara lo que sucede y fuéramos indiferentes con este desastre!, ¡ahí sí que tendríamos que decir apague y vámonos! Así que la cuota inicial para levantarnos y hacer de “nuestra civilización una marcha triunfal”, como reza el himno de la Ciudad Milagro, es la expresión de este malestar y el rechazo que sentimos, antesala de la acción que nos lleve a sacudirnos y otear el futuro.

Al Régimen hay que tumbarlo decía el inmolado Álvaro Gómez Hurtado, sentencia que cobra vigencia en el Quindío del siglo XXI. Una cosa es el interés público y otra muy diferente el interés de élites políticas que vampirizaron los recursos del erario para absorber lo que hallaron a su paso como en una vorágine en la que todo se compra y todo se vende, empezando y terminando por la consciencia y el voto de la gente buena.

Como precisamos de la política para entendernos como sociedad y administrar el interés público, estamos obligados a devolverle su dignidad pues la subsistencia del Régimen depende de una política corrompida y sucia, virus que por desgracia contagió al sector privado, academia, periodismo y hasta la administración de justicia.

Así que dejemos de lado la abulia ciudadana y hagamos la política grande, esa que se fortifica sobre valores cívicos donde todos tenemos derechos y obligaciones. Una cosa es cómo nos organizamos y otra distinta lo que somos, por lo que hay que desplegar la capacidad de mirarnos a los ojos, los unos a los otros, para identificarnos y compartir nuestros sentimientos y anhelos de una mejor sociedad que facilite un pacto político por Armenia y el Quindío, acuerdo que nos permita responderle al desafío que nos plantea la corrupción y el Régimen del que se alimenta y al que amamanta. Ahí está la clave para deshacer este nudo gordiano, o como hizo Alejandro Magno en Frigia, decidir cortarlo de no poderlo desatar, porque cortar el nudo gordiano significa resolver tajantemente y sin contemplaciones un problema.

Armando Rodríguez Jaramillo.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los clústeres de cafés especiales.

Artículo publicado en la revista Dimensión Económica (Pereira - Risaralda) en su edición N° 23 octubre - noviembre - diciembre de 2018
El café ha sido y será un asunto primordial en Colombia y el Eje Cafetero. La historia de Caldas, Quindío y Risaralda no se puede contar sin mencionar al grano que nos dio identidad y generó el desarrollo y bienestar que hizo que la UNESCO reconociera al Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.
Sin embargo, la caficultura tradicional se volvió incierta luego de la disolución del Pacto Internacional de Café (1989) que establecía cuotas de producción para los países cultivadores manteniendo controlada la oferta mundial con precios razonables del grano. Hoy el producto se transa en el mercado de los commodities o materias primas indiferenciadas, negocio en el que se compite con grandes volúmenes y bajos precios sin que la calidad sea el factor determinante en un mercado en el que siempre hay reservado un lugar para aquellos que producen a …

Sin Edén no hay paraíso

El Edén es tema obligado en la agenda de los quindianos, así se confirmó cuando en días pasados el director general de la Aerocivil, Juan Carlos Salazar Gómez, presentó en el Foro de Gerentes de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío las inversiones que por 80 mil millones de pesos se hacen en el aeropuerto de Armenia para estudios, diseños y obras de ampliación de la plataforma, nueva torre de control, mantenimiento de la pista, construcción de la terminal internacional y otras obras, así como la proyección de inversiones que por 36.000 millones de pesos se harán en los siguientes dos años para adecuar la terminal nacional de pasajeros, culminación de la terminal internacional, construcción de hangares y adquisición de predios. No obstante estas buenas noticias, es indudable que quedó cierto sinsabor sobre el futuro del aeropuerto.
Según la Oficina de Transporte Aéreo de la Aerocivil, la proyección de pasajeros que a 2030 se movilizarían por El Edén con la modernización y mejo…

Sucedió hace 935 días

Hace 935 días que fue promulgada la Ley 1803 del 01 de agosto de 2016 por medio de la cual la Nación se asoció a la conmemoración de los cincuenta años de vida administrativa del Departamento del Quindío, ley que trae las rúbricas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, y de los ministros del Interior, Hacienda y Crédito Público y de Transporte.
Pero la Nación no sólo se asoció a la conmemoración del cincuentenario, además autorizó al Gobierno Nacional para que asignará en el Presupuesto General de la Nación y/o impulsara a través del Sistema de Cofinanciación las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar cinco obras promotoras del desarrollo regional, autorizando al Gobierno para efectuar los créditos y contracréditos a que hubiera lugar, así como los traslados presupuestales que garantizaran el cumplimiento de la citada norma.
Los cinco proyectos y obras a que se refiere la Ley 1803 son: Construcción Embalse Multipropósito del Quindío; rectificación…