Ir al contenido principal

Tan nuestros y tan ajenos

El Aeropuerto Internacional El Edén y la Terminal de Transporte de Armenia son portales de entrada y salida para muchos de los que toman la decisión de venir al Quindío y al Paisaje Cultural Cafetero, por lo que es fundamental que el viajero llegue con facilidad, se movilice sin problemas dentro del destino disfrutando sus atractivos rurales y urbanos, y regrese sin inconveniente a su lugar de origen. Si la experiencia de ingreso y salida del territorio es negativa, el turista llevará consigo un sentimiento de desagrado así haya sido objeto de un buen servicio durante su estadía en la región.

Aunque es una incógnita el número de turista que al año arriban al Quindío (algunos dicen que son 850.000, pero otros aseguran que pasan de un millón), del comparativo de las temporadas de diciembre de 2016, Semana Santa y mitad de año de 2017 publicado por el Observatorio de Turismo de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío se colige que en promedio un 91% de los turistas son nacionales y 9% internacionales; que cerca de las dos terceras partes provienen de Bogotá, Valle del Cauca y Antioquia; y que un 63% llega en vehículo particular, un 22% en transporte público, un 7% en avión, un 7% en excursión y un 1% en vehículo alquilado.

Es evidente entonces que muchos ingresan y salen del Departamento por el aeropuerto y la terminal terrestre. Por El Edén, aeródromo sumido en el abandono, se movilizaron en 2017 un total de 430.977 pasajeros entre salidas y llegadas nacionales e internacionales (Aerocivil), cifra que debería aumentar una vez culminen las obras de modernización y ampliación que se adelantan. En cuanto a la Terminal de Transporte de Armenia, las estadísticas dicen que por allí pasaron en 2016 un total de 7.060.007 pasajeros intermunicipales e interdepartamentales (Citur), lo que la convierte en una infraestructura estratégica para la región a pesar de su incomodidad y franco deterioro.

De acuerdo a la información publicada en su página web, la Sociedad Terminal de Transporte de Armenia fue creada en 1977 y su junta directiva está integrada por cinco principales con sus respectivos suplentes: Gobernador del Meta, Secretario de Hacienda y Secretario Jurídico del Meta, Director Territorial Quindío del Ministerio de Transporte y Alcalde de Armenia, esto en razón a que la Gobernación del Meta es el principal accionista de la Terminal con el 53,16% del capital social de la empresa, acciones recibidas en 2009 como pago del dinero que había invertido desde el 2007 en patrimonios autónomos a través de sociedades fiduciarias y que ya eran muy difíciles de recuperar por otros medios (El Tiempo  04-11-2009 – Gobernación del Meta ya es dueña mayoritaria de la Terminal de Armenia y de casi la mitad de la de Cali), lo que dejó sin gobernabilidad ni capacidad de decisión a la Alcaldía de Armenia en la sociedad. Sobre el accionista mayoritario es pertinente acotar que la Asamblea Departamental del Meta, mediante la Ordenanza N° 916 de diciembre de 2016, autorizó la enajenación de la totalidad de las acciones suscritas por ese Departamento en la Terminal de Armenia, autorización que fue prorrogada hasta el 30 de junio de 2018 mediante la Ordenanza N° 962 de 2017.

En definitiva, en predios de Armenia se hallan el Aeropuerto Internacional El Edén de propiedad de la Aerocivil y la Terminal de Transporte de Armenia con la Gobernación del Meta como socio mayoritario, dos infraestructuras esenciales para la conectividad de propios y visitantes cuya administración y destinos están en manos de personas ajenas a la región sin sentido de pertenencia con el Quindío.

Armando Rodríguez Jaramillo

Comentarios

  1. Triste , especialmente el TERMINAL INTERURBANO PASAJEROS, aunque en muy buen estado, hay decisiones que no puede tomar Alcaldía en favor de la ciudad como las terminales satélites de Norte, Sur y Occidente, urgentes para la movilidad en la ciudad.. !!!

    ResponderEliminar
  2. Así es, cuando se pierde capacidad de decisión sobre los bienes y las infraestructuras estratégicas para el desarrollo de la ciudad estamos permitiendo que desde otras regiones se direccione nuestro futuro.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Armenios y quindianos deberíamos estar indignados y enojados

Enojo, ira y enfadovehementecontra sus actos es lo que deberíamos sentir los armenios y quindianos hacia los funcionarios y gobernantes señalados por la procuraduría y fiscalía por corrupción y delitos contra los bienes públicos. Y es que enojo, ira y enfadovehemente son los términos usados por la RAE para definir indignación, y eso es precisamente lo que la mayoría de cuyabros deberíamos expresar.
De mi parte siento indignación no sólo porque permitimos que nuestra ciudad y departamento se convirtieran en algo así como un coto de caza de corruptos e inescrupulosos, sino por la flojera y debilidad de no haber sido capaces como sociedad, heredera de “…una raza altiva de dura cerviz” como lo escribiera el maestro Tomas Calderón en las letras del himno de Armenia, de reaccionar con verraquera ante los yugos que impuso la más rampante politiquería.
No podemos seguir en silencio ante tanta corrupción y desfachatez. ¿De dónde acá se creyeron algunos gobernantes y funcionarios públicos politiq…

El Quindío se vende y se regala.

Hace poco escribí sobre lo insólito que resulta para los armenios que desde 2009 el 53,16% del capital social de la Sociedad Terminal de Transporte de Armenia sea del Departamento del Meta, lo que le da el derecho a su Gobernador de presidir la junta directiva y decidir sobre la administración y destinos de la Terminal de la capital del Quindío, acciones que la Asamblea Departamental del Meta autorizó su enajenación desde diciembre de 2016 con plazo al 30 de junio del presente año.
Ante esto, surgen a varias preguntas: ¿cómo perdimos la capacidad de decisión sobre la Terminal?, ¿qué está haciendo la Alcaldía de Armenia para hacerse con las acciones del Meta en venta hace 14 meses y tener la mayoría accionaria para ordenar el transporte municipal, metropolitano e interdepartamental sin depender de la voluntad del gobierno del Meta?
Pero más allá de las eventuales respuesta a estas inquietudes, que no serían para mí, sino para los armenios, lo esencial es que a los cuyabros se nos embolat…