Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de agosto, 2017

Mi ciudad no es la nuestra

La forma en la que muchos ciudadanos se apropian del espacio público ha llevado a que se piense primero en mi ciudad antes que en nuestra ciudad, axioma hecho suyo por los que anárquicamente creen que, como lo público es de todos y no tiene dueño definido, puede ser capturado para su beneficio y usufructo, pues consideran que lo que es de todos, por extensión, también es mío y nadie me lo puede reclamar, razonamiento que lesiona el interés público y el bien común, principios que deberían ser pilares del sistema educativo desde temprana edad con el fin de formar ciudadanos y sociedad, y que constituyen derechos colectivos que deberían ser garantizados por los gobiernos sin necesidad de exigirlo.
Pero la realidad indica que la ciudad se volvió coto de caza de muchos que parecen ostentar una patente de corso legitimada por la ineficiencia de las autoridades para con su misión de hacer respetar el interés público. De ahí que cada cual se apropie de un pedacito de ciudad sobre el que levant…

Cluster o clúster: ¿Cómo se escribe?

Desde la década de los años noventa cuando Michael Porte expuso sus trabajos sobre los clusteres definiéndolos como “concentraciones geográficas de empresas, proveedores especializados, proveedores de servicios, compañías en industrias relacionadas e instituciones de apoyoque se desempeñan en las mismas actividades o en actividades estrechamente relacionadas ([1])” el término se hizo global y permeó todos los idiomas.
Así que con el tiempo la palabra cluster se volvió un extranjerismo para los hispanohablantes por ser un expresión que se tomó del inglés (anglicismo) para llenar un vacío semántico del español y que por muchos años se usó como un barbarismo, es decir, un extranjerismo no incorporado oficialmente al idioma.
Pero esto no es un fenómeno nuevo, pues la introducción de extranjerismos al español ha sucedido en diferentes épocas por causas disímiles. Unas por invasiones que trajeron mezclas culturales como lo fue en la Edad Media la dominación de la península ibérica por los mus…

El drama de los 30.000 pesos

En “la ciudad hay 500 mendigos, que diariamente logran obtener 30.000 pesos, producto de las limosnas que los ciudadanos les dan”, le dijo a La Crónica del Quindío el pasado 2 de agosto el Secretario de Desarrollo Social de Armenia, James Cañas Rendón, lo que permite inferir que en la capital del Quindío el mercado de la limosna mueve 450 millones de pesos al mes, cifra nada despreciable que merece ser analizada.
Empecemos entonces por considerar que en el anteproyecto de presupuesto general de Armenia para la vigencia fiscal 2018, radicado ante el Concejo Municipal por el Alcalde el pasado 30 de junio, los recursos de inversión para la Secretaría de Desarrollo Social son del orden de $6.282 millones, correspondiéndole al Programa: Habitante de calle sujeto de derechos, con el que la administración enfrenta este problema, sólo $178.500.000 para todo el año, monto mínimo para vérsela con el limosneo, actividad que le genera al medio millar de mendigos que lo práctica la friolera de 5.4…