Ir al contenido principal

Corrupción, tan nuestra y tan ajena

La corrupción en mi país dejó de causar asombro pues una noticia de ello ahoga otra similar y las nubes de corruptos se pierden entre neblinas malolientes. Sobre esta situación trata el versículo Mateo 5:13: “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal pierde su sabor, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres”, cita que nos recuerda que en la antigüedad la sal era usada para detener el proceso corruptivo de los alimentos. Es como una metáfora a la conservación de las verdades en la medida exacta para darle el verdadero sentido y sabor a las cosas que nos pasan en la vida y no dejar descomponer la sociedad con la corrupción de los valores y la ética pública, porque si los ciudadanos nos acostumbrarnos a lo que hacen los corruptos entramos en un proceso en el que la sal deja de ser sal y pierde toda utilidad y razón de ser.

Hoy los colombianos asistimos a casos como los de Reficar, Odebrecht, Saludcoop, el cartel de la contratación en Bogotá, la financiación indebida de campañas presidenciales, el robo de la alimentación escolar y mil cosas más de siempre y por siempre, ni que decir de la captura del Jefe de la Unidad Anticorrupción de la Fiscalía General porque al parecer, según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, le pidió 10.000 dólares a un exgobernador de Córdoba para desviar investigaciones en su contra por actos de corrupción.

Poco a poco nos sumergimos en una debacle moral donde la honestidad es la excepción, es como si en nuestro ADN los genes de la ética pública se hubieran atrofiado. En la columna País de corruptos (El Mundo de Madrid, 24/06/2017) Javier Barbancho escribió: “El origen bien conocido del problema está en entender la corrupción no como problema de ética pública, sino penal”, y señaló que sólo aquello que es delito se considera corrupción por lo que éste mal hay que abordarlo en la instancia política y social no sólo en los tribunales

Estos argumento sirven para explicar la inmensa crisis moral que nos asfixia y que se materializa en el actuar de gobiernos que amparan y sostienen a funcionarios sindicados de corrupción (algunos comprometidos en lo de Reficar siguen en sus despachos), de políticos que se tildan de honrados porque no hay pruebas en su contra, de partidos que avalan candidatos compra votos aduciendo que las responsabilidades son individuales no colectivas, de periodistas que loan gobiernos cuestionados para proteger su pauta publicitaria, de clientelas que se comportan como barras bravas defendiendo a los corruptos de su partido como víctimas de persecuciones políticas, de ciudadanos que legitiman que sus gobernantes roben, pero que hagan obras, y de ordenadores del gasto que se dicen transparentes porque acatan las normas de contratación, como si no supiéramos que las adjudicaciones se amañan en los pliegos de condiciones y no en la apariencia de legalidad.

Entonces, ¿será que hay algo que ofenda a nuestra la sociedad?, porque si lo hay, ¿cuál es la razón para no retomar la ética pública y sepultar política y socialmente a los corruptos? “Si no peleas para acabar con la corrupción y la podredumbre, acabarás formando parte de ella” (Joan Baez).

Armando Rodríguez Jaramillo

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los clústeres de cafés especiales.

Artículo publicado en la revista Dimensión Económica (Pereira - Risaralda) en su edición N° 23 octubre - noviembre - diciembre de 2018
El café ha sido y será un asunto primordial en Colombia y el Eje Cafetero. La historia de Caldas, Quindío y Risaralda no se puede contar sin mencionar al grano que nos dio identidad y generó el desarrollo y bienestar que hizo que la UNESCO reconociera al Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.
Sin embargo, la caficultura tradicional se volvió incierta luego de la disolución del Pacto Internacional de Café (1989) que establecía cuotas de producción para los países cultivadores manteniendo controlada la oferta mundial con precios razonables del grano. Hoy el producto se transa en el mercado de los commodities o materias primas indiferenciadas, negocio en el que se compite con grandes volúmenes y bajos precios sin que la calidad sea el factor determinante en un mercado en el que siempre hay reservado un lugar para aquellos que producen a …

Sin Edén no hay paraíso

El Edén es tema obligado en la agenda de los quindianos, así se confirmó cuando en días pasados el director general de la Aerocivil, Juan Carlos Salazar Gómez, presentó en el Foro de Gerentes de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío las inversiones que por 80 mil millones de pesos se hacen en el aeropuerto de Armenia para estudios, diseños y obras de ampliación de la plataforma, nueva torre de control, mantenimiento de la pista, construcción de la terminal internacional y otras obras, así como la proyección de inversiones que por 36.000 millones de pesos se harán en los siguientes dos años para adecuar la terminal nacional de pasajeros, culminación de la terminal internacional, construcción de hangares y adquisición de predios. No obstante estas buenas noticias, es indudable que quedó cierto sinsabor sobre el futuro del aeropuerto.
Según la Oficina de Transporte Aéreo de la Aerocivil, la proyección de pasajeros que a 2030 se movilizarían por El Edén con la modernización y mejo…

Sucedió hace 935 días

Hace 935 días que fue promulgada la Ley 1803 del 01 de agosto de 2016 por medio de la cual la Nación se asoció a la conmemoración de los cincuenta años de vida administrativa del Departamento del Quindío, ley que trae las rúbricas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, y de los ministros del Interior, Hacienda y Crédito Público y de Transporte.
Pero la Nación no sólo se asoció a la conmemoración del cincuentenario, además autorizó al Gobierno Nacional para que asignará en el Presupuesto General de la Nación y/o impulsara a través del Sistema de Cofinanciación las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar cinco obras promotoras del desarrollo regional, autorizando al Gobierno para efectuar los créditos y contracréditos a que hubiera lugar, así como los traslados presupuestales que garantizaran el cumplimiento de la citada norma.
Los cinco proyectos y obras a que se refiere la Ley 1803 son: Construcción Embalse Multipropósito del Quindío; rectificación…