Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de mayo, 2017

Indiferencia por el patrimonio cultural

Qué grato es disfrutar del patrimonio cultural de los pueblos cuando este se respeta, cuando hace parte fundamental de los valores de la sociedad y cuando es prioritaria su conservación para las autoridades. Qué ingrato es hablar de patrimonio cuando se le menosprecia y abandona, cuando se trata con desidia e indolencia tal como parece suceder con lo que nos recuerda en la Ciudad Milagro al Tigrero y demás personajes que participaron en su fundación.
Claro está que hay normas que velan por su conservación como la Ley 1185 del 12 de marzo de 2008 referente al patrimonio cultural representado por los bienes de naturaleza mueble e inmueble de especial interés histórico, testimonial, arqueológico, museológico o antropológico, y como el Acuerdo Municipal N° 019 de 2009 que adopta el Plan de Ordenamiento Territorial de Armeniaque señala como elementos estructurantes del espacio público los hitos de interés colectivo, monumentos y esculturas, y determina los  elementos constitutivos de interé…

El potencial de los clústeres del Eje Cafetero

En Los Clusters y la Competencia, artículo publicado en Harvard Business Review (volumen 1, número 2, enero-febrero de 1999), Michael Porter describe la importancia de los clústeres en el desarrollo económico local por la capacidad que tienen de integrar instituciones y empresas entorno a cadenas de valor, tal como se evidencia en los clústeres de alta tecnología en Silicon Valley, industria cinematográfica en Los Ángeles y automoción en Detroit. Y en los que se registran en el Observatorio Europeo de Clusters y en algunos países como Brasil, Chile y México en Latinoamérica.
De igual forma, en Colombia también se nota un creciente interés regional por este tipo de aglomeraciones empresariales como se advierte en los 13 clústeres que se impulsan en Bogotá, las seis iniciativas del proyecto “Medellín Ciudad Clúster” y la plataforma que agrupa nueve iniciativas en el Valle del Cauca.
Siendo los clústeres una masa crítica de empresas e instituciones que actúan en un mismo negocio con múltip…

El secuestro del interés público

Los debates sobre temas de ciudad deben ser públicos para que generen consciencia colectiva y apropiación del lugar donde se vive y se convive. Los asuntos de ciudad le incumben a la sociedad en su conjunto, y bajo ninguna circunstancia pueden ser tratados como si fueran activos privados; no obstante, la más de la veces terminan secuestrados por grupos de poder que se las arreglan para usufructuar, política y económicamente, lo que es de todos.
Así que es hora empezar a desligar lo colectivo de lo particular. No es para nada inteligente que la sociedad continúe haciendo el juego en cuerpo ajeno de defender posiciones sobre desarrollo territorial, gobernabilidad y bienestar de la población acolitando argumentos de grupos políticos y de conveniencia especial, como si todo lo que nos afectara y sus posibles soluciones tuviera que pasar por el tamiz de las aprobaciones y decisiones de los que se disputan el poder electoral sin que nos demos la oportunidad de ensayar otras alternativas.
De a…

Desplazados de la plaza

Las plazas principales son el corazón de las ciudades, el escenario de los sucesos relevantes en la vida de pueblos que representan el referente de siempre y por siempre de la sociedad. ¿Quién no desea caminar por sus espacios públicos, ver sus construcciones icónicas y admirar su patrimonio expresado en monumentos y esculturas?
Esto y mucho más fue, y no es, la Plaza de Bolívar de Armenia. Y es que este emblemático lugar donde inició la historia de la ciudad, entró en paulatino deterioro ante la impávida mirada de los gobiernos y autoridades de policía, y de una sociedad que se apartó del civismo que alguna vez ostentó como un baluarte de sus valores ciudadanos.
Pero, ¿por qué la Plaza ya no es el centro de los actos de gobierno, de las celebraciones religiosas, concentraciones políticas y manifestaciones cívicas? Realmente no lo sé, no tengo respuesta a esta pregunta. Pero, es innegable su estado de abandono y cómo allí se encuentra la radiografía de nuestra sociedad.
Su entorno está i…

La Línea, un túnel sin salida.

Otra vez recibimos los colombianos la desalentadora noticia que da cuenta que la licitación para culminar los trabajos de la doble calzada Cajamarca – Calarcá y de la construcción de 8.6 km del Túnel de La Línea, fue declarada desierta según lo anunció INVIAS el pasado 10 de mayo.
Recordemos que el último desatino con este proyecto lo protagonizó el ingeniero Carlos Collins, representante del consorcio Unión Temporal Segundo Centenarioencargado de la construcción de este paso por la cordillera Central o Andes del Quindío(nombre original de estas montañas), sitio neurálgico del corredor de exportación más importante del país: Bogotá – Buenaventura, y que en noviembre de 2016 había recibido la notificación de caducidad del contrato. Esta determinación se dio luego que la Unión Temporal acumulara un atraso de 39 meses en el cronograma, varios ajustes económicos y reiterados incumplimientosal plan de manejo ambiental, hechos que se sumaron a la larga cadena de iniciativas para construir un…

Bastenier y Prieto, dos legados importantes

Tengo por costumbre la lectura de periódicos iberoamericanos por las diferentes visiones que aportan de una misma realidad narradas en un mismo idioma.
El panorama del mundo hispanohablante es diverso y complejo, caleidoscopio de culturas y pensamientos que se retrata a través de la pluma de periodistas y columnistas. De muchos estimo, sin que necesariamente comulgue con sus posturas, la calidad y madures de sus cuartillas, sus análisis críticos y el ameno y buen español de sus escritos.
A propósito de lo dicho, los lectores sentimos la partida, la semana anterior, de dos grandes vinculados al diario madrileño El País. Primero, fue Joaquín Prieto, periodista que se caracterizó por su particular visión de la democracia al combatir aquellos argumentos simples y demagógicos que tanto daño hacen a la sociedad, a los partidos políticos y a los Estados. Hizo siempre un periodismo serio, con rigor y exactitud, escribiendo sólo lo que podía defender al día siguiente.