Ir al contenido principal

El futuro no es el más allá

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)

Desde que la Ley 152 de 1994 estableció que al inicio de sus períodos alcaldes y gobernadores debían hacer un plan de desarrollo, en el Quindío se han formulado, incluyendo los que están en proceso, un total de 84 planes municipales y siete departamentales, esto sin contar otros como el plan de desarrollo agroindustrial, plan Quindío 2020, dos planes de desarrollo turísticos, plan exportador, plan estratégico de ciencia, tecnología e innovación y dos planes regionales de competitividad, lo que suma más de un centenar de ejercicios prospectivos en 22 años que debieron generar desarrollo humano, altos índices de competitividad, apropiación del conocimiento, conservación del medio ambiente, altos estándares de educación y mejor poder adquisitivo. 

Como los resultados en la práctica no se dieron, es evidente que algo no ha funcionado y que es tiempo de cambiar la forma de formular los planes de desarrollo para no seguir haciendo más de lo mismo. De ahí que los quindianos debemos dejar de ser reactivos y enfrentar el reto de construir un pensamiento de futuro con una visión estratégica de territorio a diez o más años, única forma de ordenar los grandes objetivos del desarrollo (sociales, económicos, políticos, culturales, ambientales y científico-tecnológicos).

No comprendo el porqué nos cuesta tanto pensar en el futuro. Tengamos en cuenta que el futuro no es cosa del más allá, sino que empieza aquí y ahora, es la consecuencia de las acciones presentes. Pensar de esta forma es analizar, crear alternativas y visiones orientadoras, y aportar conocimientos para tomar mejores decisiones. Teóricamente todos los futuros son posibles pero no todos tienen las mismas probabilidades de hacerlos realidad.

No se trata entonces de construir una visión de gobierno para un periodo de cuatro años, para luego abordar otra visión de otro gobierno para un periodo similar,  de lo que se trata es de tener como sociedad una visión estratégica de territorio. La visión estratégica actúa como norte facilitando las acciones de los gobiernos y la racionalización de la inversión pública, permitiendo a la sociedad elegir a la persona capaz de hacer realidad la visión estratégica y crear los medios para entablar un diálogo a cerca de la priorización de los objetivos del desarrollo, entendidos estos como blancos móviles hacia los que hay que apuntar.

No nos debe dar miedo romper con la ortodoxia de la planificación. No estamos formulando iniciativas para un periodo de gobierno ni para un proyecto político, sino para el futuro de la sociedad. Si definiéramos a través de acuerdos colectivos la visión estratégica de futuro que deseamos, nos ahorraríamos el desgaste que representa la formulación periódica de planes de desarrollo y nos concentraríamos cada cuatro años en elegir el más preparado para que haga realidad la visión de futuro de la sociedad. Cuando pienso en esto, recuerdo la frase de Roger Van Oec: “No es posible resolver los problemas de hoy con las soluciones de ayer.” 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Armenios y quindianos deberíamos estar indignados y enojados

Enojo, ira y enfadovehementecontra sus actos es lo que deberíamos sentir los armenios y quindianos hacia los funcionarios y gobernantes señalados por la procuraduría y fiscalía por corrupción y delitos contra los bienes públicos. Y es que enojo, ira y enfadovehemente son los términos usados por la RAE para definir indignación, y eso es precisamente lo que la mayoría de cuyabros deberíamos expresar.
De mi parte siento indignación no sólo porque permitimos que nuestra ciudad y departamento se convirtieran en algo así como un coto de caza de corruptos e inescrupulosos, sino por la flojera y debilidad de no haber sido capaces como sociedad, heredera de “…una raza altiva de dura cerviz” como lo escribiera el maestro Tomas Calderón en las letras del himno de Armenia, de reaccionar con verraquera ante los yugos que impuso la más rampante politiquería.
No podemos seguir en silencio ante tanta corrupción y desfachatez. ¿De dónde acá se creyeron algunos gobernantes y funcionarios públicos politiq…

El Quindío se vende y se regala.

Hace poco escribí sobre lo insólito que resulta para los armenios que desde 2009 el 53,16% del capital social de la Sociedad Terminal de Transporte de Armenia sea del Departamento del Meta, lo que le da el derecho a su Gobernador de presidir la junta directiva y decidir sobre la administración y destinos de la Terminal de la capital del Quindío, acciones que la Asamblea Departamental del Meta autorizó su enajenación desde diciembre de 2016 con plazo al 30 de junio del presente año.
Ante esto, surgen a varias preguntas: ¿cómo perdimos la capacidad de decisión sobre la Terminal?, ¿qué está haciendo la Alcaldía de Armenia para hacerse con las acciones del Meta en venta hace 14 meses y tener la mayoría accionaria para ordenar el transporte municipal, metropolitano e interdepartamental sin depender de la voluntad del gobierno del Meta?
Pero más allá de las eventuales respuesta a estas inquietudes, que no serían para mí, sino para los armenios, lo esencial es que a los cuyabros se nos embolat…

Tan nuestros y tan ajenos

El Aeropuerto Internacional El Edén y la Terminal de Transporte de Armenia son portales de entrada y salida para muchos de los que toman la decisión de venir al Quindío y al Paisaje Cultural Cafetero, por lo que es fundamental que el viajero llegue con facilidad, se movilice sin problemas dentro del destino disfrutando sus atractivos rurales y urbanos, y regrese sin inconveniente a su lugar de origen. Si la experiencia de ingreso y salida del territorio es negativa, el turista llevará consigo un sentimiento de desagrado así haya sido objeto de un buen servicio durante su estadía en la región.
Aunque es una incógnita el número de turista que al año arriban al Quindío (algunos dicen que son 850.000, pero otros aseguran que pasan de un millón), del comparativo de las temporadas de diciembre de 2016, Semana Santa y mitad de año de 2017 publicado por el Observatorio de Turismo de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío se colige que en promedio un 91% de los turistas son nacionales y…