Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de 2016

La colonización de Los Fundadores

El parque de Los Fundadores fue colonizado por una nueva forma de entender el patrimonio cultural por parte de funcionarios de la alcaldía.
Recuerdo que a la alcaldesa Luz Piedad Valencia y a Corpocultura les dio por conmemorar los aniversarios de Armenia alquilando Los Fundadores a empresas cerveceras para que montaran actos baratos y bulliciosos bajo el rótulo de actividades culturales. Por fortuna, con cierto asomo de vergüenza, en 2014 la burgomaestre anunció la remodelación del parque, la recuperación de sus monumentos y la construcción de un nuevo mausoleo para los restos de su fundador Jesús María Ocampo y María Arsenia Cardona, comprometiéndose con la Academia de Historia, por intermedio de su director de planeación, Camilo Casadiego Millán, a conservar la plazoleta del parque como el espacio público histórico donde se posesionó el primer gobernador del Quindío el 01 de julio de 1966.

Quindío y su competitividad

El Índice Departamental de Competitividad 2016 (IDC) lanzado el pasado 24 de noviembre por el Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario contiene información útil para 25 departamentos  y Bogotá. Este escalafón evalúa la competitividad territorial con base en 94 variables duras agrupadas en diez pilares y tres factores por lo que sus resultados son el fruto de una copiosa información estadística y una exhaustiva interpretación, lo que invita a reflexionar en los resultados más que hurgar en su metodología.
Esta versión del IDC deja al Quindío en el décimo puesto con 4,78 puntos sobre diez, por debajo de Bogotá y Antioquia que están en los dos primeros lugares y de Caldas y Risaralda que fueron tercero y quinto respectivamente. Sin embargo, el gran aporte del documento está en la información de cada uno de sus pilares y variables. En primer lugar, comparado con 2015, mejoramos posiciones y puntajes en salud, infraestructura, sostenibilidad ambiental y tamaño del merc…

Bienllegados los nuevos vecinos

El evidente que el auge urbanístico que muestra Armenia ha hecho que se diga a sottovoce que el Quindío está cambiando, hecho que al parecer incomoda a algunos.
Recordemos que este territorio se abrió a los inmigrantes desde la creación en 1842 de la colonia penal de Boquía para que los reos trabajaran en el Camino del Quindío y con el éxodo de familias fundadoras de pueblos de la colonización antioqueña, seducidas, tal vez, por la fertilidad de los suelos, la exuberante vegetación, lo benigno del clima y el oro de las guacas.

El enemigo es la pobreza

En los últimos meses han salido algunas publicaciones que dan cuenta cómo evolucionan los países en materia de competitividad e innovación. Informes como el Anuario Mundial de Competitividad (IMD) 2016, Índice Mundial de Innovación 2016 y Reporte Mundial de Competitividad 2016 - 2017 (FEM) dejan ver que mientras estamos sumergidos hablando y reahablando sobre acuerdos de paz, comisiones negociadoras, gobierno y oposición, tribunales especiales, derechos humanos, reformas constitucionales, plebiscito y muchos otras cosas que nos enfrentan a unos con otros, sin distingo de credo, militancia política, amistad ni familia, el mundo yira y yira como dice el tango de Enrique Santos Discépolo.

¿Para qué andenes táctiles?

El Conpes 3872 denominado Sistema de transporte público de pasajeros para la ciudad de Armenia, publicado el 16 de marzo de 2009, puso a pensar a los armenios con la modernización de su ciudad al enunciar un plan de obras que incluía la renovación y construcción de andenes en el centro, calle 21 al occidente y calle 50, senderos que enhorabuena fueron diseñados y construidos como espacios públicos incluyentes pensando en los invidentes, discapacitados y madres con niños de coche.
Esto dotó a Armenia de andenes táctiles, me refiero a las baldosas direccionales de color gris oscuro que forman una franja entre las fachadas y el sardinel, y que sirven para que los invidentes caminen en línea recta por el centro de la acera de forma segura, sin desvíos, hasta las esquinas donde están las rampas dotadas de baldosas de advertencia, de color gris oscuro, con puntos protuberantes que sirven para alertar al invidente de algún tipo de peligro como el borde de un andén, presencia de escaleras o cr…

El costo de lo que no hicimos

Hace 29 años la JICA del Japón y la CRQ formularon el Plan de desarrollo agrícola integrado de la cuenca del Quindío, documento conocido como el Plan JICA. El plan se ocupó de todo el departamento y presentó una estrategia de desarrollo a 15 años (1990 - 2005) que incluía la preservación de los bosques, conservación de cuencas hidrográficas, control al uso y erosión de suelos, descontaminación de aguas, construcción de caminos rurales, regulación del crecimiento urbano, diversificación y tecnificación agropecuaria y un embalse sobre el río Navarco que garantizara el suministro de agua para estos desarrollo y el crecimiento poblacional.

La innovación no es una opción

El pasado 15 de agosto fue publicado el Índice Mundial de Innovación 2016 en el que Suiza aparece de nuevo en el primer lugar seguido de países como Suecia, Reino Unido, Estados Unidos, Finlandia y Singapur. En la lista hay que avanzar hasta el puesto 44 para encontrar al primer país latinoamericano, Chile, escoltado por Costa Rica (45), México (61), Uruguay (62), Colombia (63) y Brasil (69), lo que deja al descubierto nuestra realidad.
Por otro lado, la situación de lo que pasa al interior de Colombia en innovación la trae el Índice Departamental de Competitividad de 2015 donde el Quindío ocupó el puesto 16 entre 25 departamentos, es decir, que estamos en el último tercio de la lista de innovación en un país que se halla en la mitad del escalafón mundial. Ahora bien, una mirada al ranking de patentes de inversión de 2015 de la Superintendencia de Industria y Comercio, muestra que Bogotá va a la cabeza con 141 patentes, seguido de Antioquia y Valle con 78 y 28 respectivamente, ranking …

Márquetin territorial

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)
Cuando se habla de marketing territorial casi siempre se obvia la adaptación gráfica márquetin propuesta por la Real Academia Española que hace referencia al “conjunto de estrategias empleadas para la comercialización de un producto y para estimular su demanda”. Y aunque la RAE admite el uso del anglicismo adaptado, también recomienda usar con preferencia la voz española mercadotecnia, así a muchos les suene mejor marketing que mercadotecnia territorial.
Sin importar que voz se use, generalmente por márquetin territorial se entiende la ejecución de acciones para vender al Quindío, lo cual llama a engaño por cuanto no se pretende ofrecer un departamento que no está en venta. De lo que se trata es de establecer una estrategia diferencial para mostrar de forma atractiva el territorio con el fin de atraer inversionistas, crear empresas, captar procesos de relocalización industrial, establecer plataformas de servicios empresariales, conquistar …

El tubo no tuvo la culpa

La suspensión de la obra de vial del deprimido del parque de La Constitución por el hallazgo de un tubo del acueducto, me hizo recordar lo que decía una propaganda de una reconocida fábrica de productos de PVC: el tubo tuvo la culpa. Entonces pensé en que el mentado tubo del deprimido tiene su historia.
En 1999, ante la afectación que causó el terremoto en la red de acueducto, me di a la tarea, como gerente de Empresas Públicas de Armenia, de buscar soluciones al abastecimiento de agua del sur de la ciudad que el sismo había terminado de agravar. El problema se presentaba porque el tubo madre que surtía de agua las zonas norte, centro y sur de la ciudad, incluyendo la vía al aeropuerto, salía desde los Tanques por la avenida Bolívar y la carrera 14 hasta la calle 24, para doblar al occidente hasta la carrera 19 y luego seguir al sur por esta avenida. Esto hacía que de la calle 30 hacia abajo, después de suministrarles agua a los habitantes del norte y centro, el ducto fuera a medio flu…

Sin cuenta ni gloria

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)
La celebración del cincuentenario del Quindío no generará recordación porque careció de valor simbólico que recordara nuestros orígenes y lo que somos como grupo humano.
A un pueblo se le reconoce por su identidad, su pasado y tradiciones, por su acervo cultural, por el conjunto de bienes patrimoniales que dan testimonio de su existencia y que cumplen la función de hacerlo visible dándole sentido de pertenencia, conciencia y orgullo colectivo.
Pero transitamos por tiempos de olvido y desprecio por nuestra heredad. Retazos de nuestra historia hay a lo largo y ancho de este territorio, pero tal vez el lugar que concentra el mayor valor patrimonial es el parque de Los Fundadores, sitio emblemático que aún persiste a pesar de la desidia y el ultraje al que ha sido sometido por parte de las autoridades y a la falta de civismo que nos hizo inmunes a estos desaciertos.

¿Cincuentenario para qué?

El cincuentenario del Quindío es la oportunidad para hacer un proceso de reflexión objetiva sobre lo que queremos como sociedad y del compromiso que esta generación asumiría para lograrlo.
El mundo asiste a grandes transformaciones que cambiaran radicalmente nuestras vidas. No hemos aún asimilado la tercera revolución industrial de finales del siglo XX e inicios del XXI, con la automatización de la producción y la aparición de los computadores, dispositivos móviles e internet, cuando ya enfrentamos los retos de la cuarta revolución industrial definida por el internet de las cosas (IoT) con objetos, máquinas y personas que interactúan remotamente en todo momento y lugar, y con una economía colaborativa que hace añicos los modelos productivos convencionales.

Si Armenia fuera Liberia

Liberia, ciudad con 60.000 habitantes, capital de la provincia de Guanacaste al norte de Costa Rica con gran potencial para el turismo de naturaleza, se consolidó como destino internacional luego de la ampliación y modernización de su aeropuerto Daniel Oduber Quirós, el segundo del país, por el que ingresaron 850.000 pasajeros internacionales en 2015 cuando en 2009 lo hicieron 380.000. Esta experiencia de desarrollo provincial fue abordada por Tom Sarrazin en los Blogs del BID el pasado 27 de mayo bajo el título: “Un aeropuerto transforma una región”. Señala el autor que ente el mal estado de las instalaciones del aeródromo, que no satisfacía las demandas comerciales ni el crecimiento del ecoturismo, en 2010 las autoridades locales hicieron acuerdos con Coriport S.A. para que, con financiamiento de la Corporación Interamericana de Inversiones (CII), miembro del Grupo BID, se encargara de rehabilitar, ampliar y operar el aeropuerto  Daniel Oduber Quirós. Esta iniciativa hizo que en cinc…

Dos caras de una misma monera

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)   
La explotación de los recursos naturales no renovables tiene, como las monedas, dos caras. Una representa el daño ambiental que causa la megaminería a cielo abierto y la pérdida de calidad de vida de la población. Otra tiene que ver con el Sistema General de Regalías (SGR) que permite captar, administrar, distribuir y ejecutar los ingresos provenientes de la explotación de los recursos naturales no renovables y distribuirlos entre todos los departamentos a través de los fondos de CTI, Desarrollo Regional, Compensación Regional, Ahorro y Estabilización y Ahorro Pensional Territorial, recursos que sirven para financiar proyectos de inversión que presentan las entidades territoriales.

La tienda Cocora y el valle de Cocora

Correo enviado el 22 de mayo por Armando Rodríguez Jaramillo al académico Roberto Restrepo en alusión al artículo que le publicó La Crónica del Quindío titulado "Alvaro Mutis y las minas de Cocora".
Estimado Roberto.
Cordial saludo.
Estimado Roberto, leí con atención tu artículo de hoy en La Crónica del Quindío titulado "Álvaro Mútis y las minas de Cocora" y creo que existen algunas imprecisiones en la entrevista que citas de César Hincapié Silva al escritor Álvaro Mútis.

El abuelo materno de Mutis, Jerónimo Jaramillo Uribe, manizalita que al parecer participó en la fundación de Armenia, tenía la finca Coello que se ubicaba en la confluencia de los ríos Coello y Cocora en el corregimiento de Coello-Cocora de Ibagué, en límites con el municipio de Cajamarca, lugar en el que veraneaba de niño el escritor. Así que las minas de oro de Cocora a las que se hace alusión en la entrevista de Hincapíé Silva nada tiene que ver con el Valle de Cocora en Salento, son dos lugares mu…

La sustitución de relaciones

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)
El Quindío parece haberle apostado a un modelo de desarrollo hacia adentro basado en la sustitución de sus relaciones externas. Esto explicaría el soliloquio político que practicamos y que nos llevó a hacer mutis por el foro en el escenario del desarrollo regional hasta apropiar una mirada endogámica de futuro que poco a poco modeló un departamento que no otea más allá del alto de La Línea y de los ríos Barbas y La Vieja, tal vez en esto estriba la razón del por qué actuamos como lo hacemos, o sino miremos algunos ejemplos.
Por tercera vez en dos años fue declarada desierta la licitación para dar en concesión el aeropuerto internacional El Edén sin que en este tiempo nos hayamos encontrado con los alcaldes de Neiva y Popayán para evaluar si los pliegos de condiciones diseñados por la ANI llenaban las expectativas de desarrollo de sus ciudades y para ver qué se podía  hacer para que las licitación fueran más atractivas.

El tren del olvido

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)
Después de la debacle de Ferrocarriles Nacionales que precipitó el abandono y pérdida definitiva de buena parte de la Red Férrea del Pacífico hasta reducirla a 387 km representados en las vías Buenaventura - Cali (174 km), Cali - Cartago (173 km) y el ramal Zarzal - La Tebaida (40 km), ha pasado poca agua bajo los rieles.
Los hechos hicieron que en 1998 el Gobierno entregara en concesión por 30 años la Red Férrea del Pacífico a la empresa Tren de Occidente, de la cual Prominex S.A., luego Zona Franca del Eje Cafetero S.A., fue accionista, para que rehabilitara, mantuviera y operara el tren entre Buenaventura y La Tebaida. Desde entonces los quindianos andamos ilusionamos con una plataforma multimodal de servicios logísticos de carga a la que llamamos Puerto Seco.

La ciudad del caos

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)
En los últimos tres o cuatro años los armenios hemos presenciado la mutación de nuestra otrora apacible ciudad en algo parecido a una urbe compleja y complicada.
La ciudad acusa un auge constructivo sin precedentes que la haló horizontal y verticalmente. Se tiene la percepción que hay gente nueva entre nosotros, que hay mayor número de vehículos con placas de otras partes que no están de paso. Se siente por aquí y acullá cierta efervescencia y frenesí que acelera la cotidianidad y congestiona nuestras vidas.

Un celular para ver a mi nieta

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)
La semana pasada acudí a mi prestador de servicios de telefonía porque mi celular presentaba una falla. Mientras esperaba a que me atendieran, me distraje viendo equipos nuevos y observando la gente que aguardaba su turno, entre la que había dos ancianos que llamaron mi atención por lo desorientados que parecían estar.
Don Arturo, un señor de aspecto humilde, de pocas palabras y escasa formación, preguntaba con timidez sobre los $74.900 que le cobraban por la televisión. Quien lo atendió le explicó que esa era la tarifa del plan Diamante por el que tenía derecho a 127 canales: 10 canales de audio, 105 canales de video, 6 canales online y otros 6 de alta definición, es decir full HD; advirtiéndole que si cambiaba al plan Zafiro se bajaría a 94 canales perdiendo los de audio, quedando sólo con 82 canales de video, 6 canales online y 6 canales full HD, todo eso por $47.900 mensuales.

El futuro no es el más allá

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)
Desde que la Ley 152 de 1994 estableció que al inicio de sus períodos alcaldes y gobernadores debían hacer un plan de desarrollo, en el Quindío se han formulado, incluyendo los que están en proceso, un total de 84 planes municipales y siete departamentales, esto sin contar otros como el plan de desarrollo agroindustrial, plan Quindío 2020, dos planes de desarrollo turísticos, plan exportador, plan estratégico de ciencia, tecnología e innovación y dos planes regionales de competitividad, lo que suma más de un centenar de ejercicios prospectivos en 22 años que debieron generar desarrollo humano, altos índices de competitividad, apropiación del conocimiento, conservación del medio ambiente, altos estándares de educación y mejor poder adquisitivo.

Con quindianos o sin quindianos

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío) 
Una sociedad como la nuestra, que desde la ruptura del Pacto del Café (1989) está hablando de crisis, es una sociedad que requiere de un gran esfuerzo y de una buena dosis de inteligencia colectiva para salir avante, pues “no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que lo resista”.
De los tiempos difíciles hay que aprender lecciones por dolorosas que sean. La primera es que se nos entronizó una forma malsana de hacer política bajo la premisa de que el fin justifica los medios. Buena parte de nuestros dirigentes prefirieren atizar enfrentamientos poniendo en la agenda diaria la lucha del poder por el poder, dejando en el cuarto del “rebrujo” el debate sobre el desarrollo.

Lo bueno primero

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío - Colombia) No sé si los medios de comunicación son el reflejo de las sociedades o las sociedades lo son de sus medios de comunicación, pero sí sé que ellos tienen la finalidad de formar, informar y entretener al público por lo que son organizaciones con responsabilidad social.
Los noticieros, además de enterarnos de lo que pasa, son creadores de conciencia social y formadores de opinión pública, ejerciendo una gran influencia que tiene el potencial de reforzar actitudes y cambios de comportamiento, alterar la escala de valores y creencias colectivas, y crear conductas ciudadanas.

A gerenciar el futuro

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío - Colombia)
La planeación del desarrollo regional tiene que ver con la capacidad de una sociedad de observar futuros factibles y hacer acuerdos colectivos para alcanzarlos.
La Ley Orgánica del Plan de Desarrollo (Ley 152 de 1994), norma que establece los procedimientos y mecanismos para la elaboración, aprobación, ejecución, seguimiento, evaluación y control de los planes de desarrollo territoriales, al ser de estricto cumplimiento al inicio de cada gobierno, se volvió un ejercicio de planeación normativa orientado por el grupo político que gana las elecciones, lo que poco a poco nos convirtió en una sociedad que sólo reflexiona sobre su futuro una vez cada cuatro años.

Entre vocaciones y oportunidades

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío - Colombia)
El Quindío se encuentra en un momento de inflexión que nos debe llevar a dejar de lado los estériles enfrentamientos políticos y concentrarnos en una nueva agenda de desarrollo productivo con políticas públicas de largo plazo.
Esto requiere de una visión de futuro estructurada y coherente, realista y transformadora, osada y desafiante con el status quo. Una visión que rompa con las ideas conservadoras y los sistemas productivos tradicionales. Una visión que abandone la exploración del pasado para extrapolarlo al futuro.

Es hora de competitividad

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío - Colombia)
Desde que en 2006 se expidiera la Política para la Competitividad y Productividad y se organizara el Sistema Nacional de Competitividad, mucha agua ha corrido por el país pero muy poca por el Quindío.
La CRC del Quindío, creada en 2008, es una damnificada del sistema político local. Si bien tuvo inicialmente el apoyo decidido del gobernador López Espinosa, no contó con los afectos de la administración Hurtado Palacio que la dejó al borde de la parálisis total. A esto se suma la falta de entendimiento entre gobernación y alcaldía de Armenia que impidió que en los últimos 8 años fueran capaces de trabajar unidas para apoyar y fortalecer al empresariado quindiano.