Ir al contenido principal

Derecho a pensar dignamente

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)

"No creo en religiones institucionales ni en sectas partidistas."

La convulsionada vida actual, la avalancha de noticias y los tsunamis de información gracias a (o por culpa de) los adelantos tecnológicos erosionan el pensamiento crítico y nos limitan para ejercer como ciudadanos. Esta alteración de la consciencia social ha afectado el comportamiento cívico, sobre todo en momentos cruciales como los de las elecciones de alcaldes y gobernadores.

La consciencia individual y colectiva asumió una peligrosa escala de valores en la que los asuntos públicos, por ser de todos, no son de nadie, lo que dio patente de corso para que se usen de forma  indiscriminada sin consideración alguna. Esto es lo que pasa con la invasión del espacio público, donde el usurpador aduce que como los andenes, parques, plazas y vías son bienes públicos, son de él, y que por tanto tiene derecho a ocuparlos y usufructuarlos bajo la premisa de que el que primero llega, primero lo usa.

Es así como el pensamiento colectivo termina por aceptar que los recursos del Estado, físicos, financieros y humanos, se pueden usar para favorecer campañas políticas. Es abiertamente conocido que la mayoría de candidatos son ungidos y patrocinados por un gobernante en ejercicio mediante el uso de los recursos públicos, práctica que es coram populo, es decir, delante del pueblo, públicamente, a la vista de todos.

La corrupción es de siempre, porque siempre ha habido corruptos y corruptores, pero la sensación de que ahora hay una mayor corrupción posiblemente se debe a que   existe la percepción que los organismos de control no observan lo que todos ven y que los corrompidos se tomaron confianza y se volvieron cínicos y desafiantes con la sociedad. Sin embargo, a pesar de lo dicho, creo que la democracia es el sistema menos malo que existe.

En la otra orilla, muchas personas, más de los que ellos mismos se imaginan (si al menos sospecharan cuántos son, actuarían), se la pasan criticando las prácticas de los gobernantes y el papel de los partidos políticos y sus maquinarias electorales. Usualmente hablan en privado, pero callan en público. Son los que dicen que la gente debería actuar, sin reparar que ellos son los demás de los demás.

En medio de estas circunstancias políticas y sociológicas que son una forma de realismo mágico, me declaro un agnóstico político y nihilista positivo del sistema de gobernanza actual en razón a que no creo en religiones institucionales ni en sectas partidistas, creo en el Estado y la sociedad, creo en el interés público y en orden social. Como dijo el filósofo catalán Salvador Pániker recientemente en una entrevista a La Vanguardia de Barcelona: “No creo en el divinismo sino en las soberanías compartidas.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los clústeres de cafés especiales.

Artículo publicado en la revista Dimensión Económica (Pereira - Risaralda) en su edición N° 23 octubre - noviembre - diciembre de 2018
El café ha sido y será un asunto primordial en Colombia y el Eje Cafetero. La historia de Caldas, Quindío y Risaralda no se puede contar sin mencionar al grano que nos dio identidad y generó el desarrollo y bienestar que hizo que la UNESCO reconociera al Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.
Sin embargo, la caficultura tradicional se volvió incierta luego de la disolución del Pacto Internacional de Café (1989) que establecía cuotas de producción para los países cultivadores manteniendo controlada la oferta mundial con precios razonables del grano. Hoy el producto se transa en el mercado de los commodities o materias primas indiferenciadas, negocio en el que se compite con grandes volúmenes y bajos precios sin que la calidad sea el factor determinante en un mercado en el que siempre hay reservado un lugar para aquellos que producen a …

Sucedió hace 935 días

Hace 935 días que fue promulgada la Ley 1803 del 01 de agosto de 2016 por medio de la cual la Nación se asoció a la conmemoración de los cincuenta años de vida administrativa del Departamento del Quindío, ley que trae las rúbricas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, y de los ministros del Interior, Hacienda y Crédito Público y de Transporte.
Pero la Nación no sólo se asoció a la conmemoración del cincuentenario, además autorizó al Gobierno Nacional para que asignará en el Presupuesto General de la Nación y/o impulsara a través del Sistema de Cofinanciación las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar cinco obras promotoras del desarrollo regional, autorizando al Gobierno para efectuar los créditos y contracréditos a que hubiera lugar, así como los traslados presupuestales que garantizaran el cumplimiento de la citada norma.
Los cinco proyectos y obras a que se refiere la Ley 1803 son: Construcción Embalse Multipropósito del Quindío; rectificación…

Sin Edén no hay paraíso

El Edén es tema obligado en la agenda de los quindianos, así se confirmó cuando en días pasados el director general de la Aerocivil, Juan Carlos Salazar Gómez, presentó en el Foro de Gerentes de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío las inversiones que por 80 mil millones de pesos se hacen en el aeropuerto de Armenia para estudios, diseños y obras de ampliación de la plataforma, nueva torre de control, mantenimiento de la pista, construcción de la terminal internacional y otras obras, así como la proyección de inversiones que por 36.000 millones de pesos se harán en los siguientes dos años para adecuar la terminal nacional de pasajeros, culminación de la terminal internacional, construcción de hangares y adquisición de predios. No obstante estas buenas noticias, es indudable que quedó cierto sinsabor sobre el futuro del aeropuerto.
Según la Oficina de Transporte Aéreo de la Aerocivil, la proyección de pasajeros que a 2030 se movilizarían por El Edén con la modernización y mejo…