Ir al contenido principal

Paisaje en peligro de extinción

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)


Con motivo de las declaraciones del botánico Raúl Bernal, en el Simposio Mundial de Palmas que culminó el 26 de junio en el Jardín Botánico del Quindío, que afirmó que la Palma de Cera del Quindío “está muerta en vida”, traigo a colación apartes del artículo “Vestigios de un paisaje fósil” que escribí para La Crónica del Quindío en septiembre de 2006:

La palma de cera del Quindío (Ceroxylon Quindiuense), reportada en 1801 por el naturalista alemán Alexander Von Humboldt a su paso por el Camino del Quindío, declarada “árbol nacional” de Colombia en 1985 por el presidente Belisario Betancur, constituye un elemento fundamental del maravilloso escenario natural que son las “Montañas del Quindío”, desacertadamente llamadas cordillera Central.
¿Quién no ha disfrutado de la esbeltez de este símbolo patrio y de la flora nacional, cuya presencia no pasa inadvertida cuando se asciende por encima de los 2.000 m.s.n.m.? Colombianos y forasteros hemos admirado incansablemente las espigadas palmas que se alzan 60 metros por encima del suelo en las montañosas del “Alto Quindío” y que sirven como iconos para promocionar al paradisíaco valle de Cocora en Salento.

Sin embargo, un buen observador no omite que entre pastizales no se encuentran palmas jóvenes, es decir, que el paisaje está matizado sólo por individuos adultos, que por su exuberancia, hacen olvidar que no hay sucesión generacional, que no existe en los potreros germinación y crecimiento de plántulas que aseguren su reproducción, tal como sucede en las zonas boscosas que circundan la parte alta del valle donde se observa, entre el sotobosque, el crecimiento de pequeños ejemplares que garantizan la reproducción de la palma, otrora perseguida inmisericordemente para las procesiones del Domingo de Ramos en Semana Santa.

Este paisaje de palmas adultas entre praderas, que tanto atrae al visitante, es como una sociedad de hombres y mujeres mayores sin niños. Y es que para que la semilla de la palma germine debe existir unas condiciones de humedad y semi-oscuridad que sólo se dan entre el sotobosque, por lo que es poco probable que los frutos que caen a los pastizales se reproduzcan, y si acaso sucediera, la plántula estaría expuesta al ramoneo y el pisoteo del ganado caballar y vacuno, y al implacable control de malezas de los ganaderos.

Así las cosas, y a riesgo de que se me tilden de agorero, el tradicional escenario del valle de Cocora con sus palmas de cera corre el riesgo de no tener continuidad en el tiempo, con esto quiero decir que una vez que las palmas adultas entre potreros, culminen su inexorable ciclo de vida, desaparecerán, y con ellas uno de los mayores atractivos del lugar.

Desconozco qué se podría hacer para resembrar con palmas los potreros y asegurar la conservación del Árbol Nacional en las zonas que una vez fueron su hábitat natural, sólo sé que ésta situación debería preocuparnos a todos los que nos esforzamos preservar el medio ambiente y fomentar el turismo de naturaleza en el país del “realismo mágico”. De continuar las cosas así, lo más probable es que en pocas décadas la Palma de Cera, entre pastizales, en el valle de Cocora, no hará parte integral del paisaje.

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Los clústeres de cafés especiales.

Artículo publicado en la revista Dimensión Económica (Pereira - Risaralda) en su edición N° 23 octubre - noviembre - diciembre de 2018
El café ha sido y será un asunto primordial en Colombia y el Eje Cafetero. La historia de Caldas, Quindío y Risaralda no se puede contar sin mencionar al grano que nos dio identidad y generó el desarrollo y bienestar que hizo que la UNESCO reconociera al Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.
Sin embargo, la caficultura tradicional se volvió incierta luego de la disolución del Pacto Internacional de Café (1989) que establecía cuotas de producción para los países cultivadores manteniendo controlada la oferta mundial con precios razonables del grano. Hoy el producto se transa en el mercado de los commodities o materias primas indiferenciadas, negocio en el que se compite con grandes volúmenes y bajos precios sin que la calidad sea el factor determinante en un mercado en el que siempre hay reservado un lugar para aquellos que producen a …

Sin Edén no hay paraíso

El Edén es tema obligado en la agenda de los quindianos, así se confirmó cuando en días pasados el director general de la Aerocivil, Juan Carlos Salazar Gómez, presentó en el Foro de Gerentes de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío las inversiones que por 80 mil millones de pesos se hacen en el aeropuerto de Armenia para estudios, diseños y obras de ampliación de la plataforma, nueva torre de control, mantenimiento de la pista, construcción de la terminal internacional y otras obras, así como la proyección de inversiones que por 36.000 millones de pesos se harán en los siguientes dos años para adecuar la terminal nacional de pasajeros, culminación de la terminal internacional, construcción de hangares y adquisición de predios. No obstante estas buenas noticias, es indudable que quedó cierto sinsabor sobre el futuro del aeropuerto.
Según la Oficina de Transporte Aéreo de la Aerocivil, la proyección de pasajeros que a 2030 se movilizarían por El Edén con la modernización y mejo…

Sucedió hace 935 días

Hace 935 días que fue promulgada la Ley 1803 del 01 de agosto de 2016 por medio de la cual la Nación se asoció a la conmemoración de los cincuenta años de vida administrativa del Departamento del Quindío, ley que trae las rúbricas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, y de los ministros del Interior, Hacienda y Crédito Público y de Transporte.
Pero la Nación no sólo se asoció a la conmemoración del cincuentenario, además autorizó al Gobierno Nacional para que asignará en el Presupuesto General de la Nación y/o impulsara a través del Sistema de Cofinanciación las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar cinco obras promotoras del desarrollo regional, autorizando al Gobierno para efectuar los créditos y contracréditos a que hubiera lugar, así como los traslados presupuestales que garantizaran el cumplimiento de la citada norma.
Los cinco proyectos y obras a que se refiere la Ley 1803 son: Construcción Embalse Multipropósito del Quindío; rectificación…