Ir al contenido principal

Armenia y su 9 de abril

Caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitan
Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)

Pasadas la una y media del tarde del 9 de abril de 1948 los armenios recibieron la noticia del asesinato de Jorge Eliécer Gaitán. Pegados de los radios oían a la dirigencia liberal exaltada responsabilizar a los conservadores y al clero de la muerte del líder mientras arengaban a la población con el estribillo: “A las ferreterías, a las quincallerías”, con el que incitaban al saqueo de ferreterías y almacenes agrícolas con el fin de que se armaran de machetes y herramientas para tomarse del poder, fue así como derribaron las puertas de estos establecimientos halándolas de jeep willys para iniciar los asaltos.

Pero no todos los desórdenes del 9 de abril fueron motivados por la devoción al caudillo ni por la pretendida toma del poder, pues muchos se dedicaron al pillaje como delincuentes comunes. Prueba de ello fue que en Armenia el saqueo se hizo a pequeños y medianos almacenes de artículos de consumo pero no a establecimientos bancarios, oficinas de exportación, trilladoras y compras de café. No obstante, la mayoría del comercio destruido era de empresarios de filiación conservadora, los cuales fueron ayudados y escondidos por liberales moderados que los protegieron de los desmanes del populacho enardecido.

Para la época el único batallón de la región era el San Mateo acantonado en Pereira, que se encargaba de controlar el orden público en lo hoy que es Risaralda y Quindío. En cuanto a la policía, no había mucho que esperar, pues la mayoría del personal de agentes pertenecían a la Policía Departamental de Caldas, que en buena proporción eran liberales nombrados por gobernadores de ese partido atendiendo recomendaciones de los caciques y gamonales, personal que por lo general era de extracción campesina y de querencias gaitanistas.

Armenia entró en caos. Además del comercio saqueado, las puertas de la cárcel municipal fueron voladas con dinamita quedando libres los presos que rápidamente formaron cuadrillas, los archivos del juzgado penal municipal fueron quemados, las instalaciones del concejo municipal atacadas y el cuartel de la policía, que quedaba detrás de la iglesia de la Inmaculada Concepción, sufría furiosas arremetidas de la turba liberal que intentaban tomárselo para armarse y pedir la capitulación de la autoridad civil con el propósito de conformar una Junta Revolucionaria de Gobierno provisional. En medio de esta anarquía, en la madrugada del 10 de abril, arribaron tres camiones con ejército del Batallón San Mateo a petición del Directorio Conservador para controlar la situación, sin que se hubiese podido evitar la muerte del capitán Pedro González Londoño que horas antes había viajado a Pereira a pedir refuerzo y que fue acribillado a su regreso a Armenia.

Con los días aparecieron cuadrillas de asaltantes integradas por los reos fugados que asolaron el sector rural y que luego participaron de la violencia política que se ensañó en la región por más de una década.


Ante los graves hechos del 9 de abril, los dirigentes conservadores y liberales conformaron Juntas Procuarteles con la presencia del ejército para buscar protección del fanatismo partidista y de los ataques a la propiedad privada que se seguían presentado por las mencionadas cuadrillas, esto condujo años después a la construcción del batallón Cisneros (1952) y a las designaciones de la Jefatura Civil y Militar del Quindío (1957) y de Armenia como sede de la VIII Brigada del Ejército (1962).

Entradas más populares de este blog

Armenios y quindianos deberíamos estar indignados y enojados

Enojo, ira y enfadovehementecontra sus actos es lo que deberíamos sentir los armenios y quindianos hacia los funcionarios y gobernantes señalados por la procuraduría y fiscalía por corrupción y delitos contra los bienes públicos. Y es que enojo, ira y enfadovehemente son los términos usados por la RAE para definir indignación, y eso es precisamente lo que la mayoría de cuyabros deberíamos expresar.
De mi parte siento indignación no sólo porque permitimos que nuestra ciudad y departamento se convirtieran en algo así como un coto de caza de corruptos e inescrupulosos, sino por la flojera y debilidad de no haber sido capaces como sociedad, heredera de “…una raza altiva de dura cerviz” como lo escribiera el maestro Tomas Calderón en las letras del himno de Armenia, de reaccionar con verraquera ante los yugos que impuso la más rampante politiquería.
No podemos seguir en silencio ante tanta corrupción y desfachatez. ¿De dónde acá se creyeron algunos gobernantes y funcionarios públicos politiq…

El Quindío se vende y se regala.

Hace poco escribí sobre lo insólito que resulta para los armenios que desde 2009 el 53,16% del capital social de la Sociedad Terminal de Transporte de Armenia sea del Departamento del Meta, lo que le da el derecho a su Gobernador de presidir la junta directiva y decidir sobre la administración y destinos de la Terminal de la capital del Quindío, acciones que la Asamblea Departamental del Meta autorizó su enajenación desde diciembre de 2016 con plazo al 30 de junio del presente año.
Ante esto, surgen a varias preguntas: ¿cómo perdimos la capacidad de decisión sobre la Terminal?, ¿qué está haciendo la Alcaldía de Armenia para hacerse con las acciones del Meta en venta hace 14 meses y tener la mayoría accionaria para ordenar el transporte municipal, metropolitano e interdepartamental sin depender de la voluntad del gobierno del Meta?
Pero más allá de las eventuales respuesta a estas inquietudes, que no serían para mí, sino para los armenios, lo esencial es que a los cuyabros se nos embolat…

Tan nuestros y tan ajenos

El Aeropuerto Internacional El Edén y la Terminal de Transporte de Armenia son portales de entrada y salida para muchos de los que toman la decisión de venir al Quindío y al Paisaje Cultural Cafetero, por lo que es fundamental que el viajero llegue con facilidad, se movilice sin problemas dentro del destino disfrutando sus atractivos rurales y urbanos, y regrese sin inconveniente a su lugar de origen. Si la experiencia de ingreso y salida del territorio es negativa, el turista llevará consigo un sentimiento de desagrado así haya sido objeto de un buen servicio durante su estadía en la región.
Aunque es una incógnita el número de turista que al año arriban al Quindío (algunos dicen que son 850.000, pero otros aseguran que pasan de un millón), del comparativo de las temporadas de diciembre de 2016, Semana Santa y mitad de año de 2017 publicado por el Observatorio de Turismo de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío se colige que en promedio un 91% de los turistas son nacionales y…