Ir al contenido principal

Política entre frases

Armando Rodríguez Jaramillo (Armenia - Quindío)

“Con la política interior ocurre como con el amor: cuando se está practicando, no se piensa en otra cosa…

Los hechos políticos que ocurren entre el gobierno nacional y la oposición y los que se empiezan a presentar en provincia con la selección de candidaturas a gobernaciones y alcaldías arremeten contra nuestra capacidad de asombro, pues sin que hayamos superado el estupor que causa una determinada noticia política, cualquiera otra de similar naturaleza la condena al olvido en un santiamén. Es por esto que al ver a Obama en su discurso sobre el Estado de la Unión ante el Congreso de los Estados Unidos, no pude dejar de comparar el comportamiento de republicanos y demócratas con la bufonada y chabacanería en se convirtieron nuestros partidos políticos, por cuyo fortalecimiento tendrá que pasar algún día la solidificación de nuestra democracia.

No sé si Napoleón al expresar que “la política es la fatalidad” y si Bismarck con aquello que “la política no es una ciencia exacta”, querían indicar que de ella todo se puede esperar. Pero si aceptáramos esta tesis, estaríamos obligados a recordar otras frases célebres que apuntan en igual dirección: “en política no hace falta decir jamás” de Napoleón III, “en política lo que no es posible es falso” de Cánovas del Castillo y “en la aritmética política, dos y dos no son jamás cuatro” de Francisco Romero Robledo.

Pero la incertidumbre del devenir político, en donde las expectativas de una campaña y los resultado electorales conducen a coaliciones fundamentadas en alianzas y conveniencia, y no en criterios y principios, nos aproxima cada vez mas hacia una sociedad de ácratas. Entonces, si algunos partidos se volvieron instrumentos para avalar candidaturas y aceptar financiaciones dudosas ante la necesidad de sumar votos a toda costa, estrategia que dejó en el cuarto de los rebujos la observancia de las cualidades de los candidatos convirtiendo en pecadillos veniales sus exabruptos personales, sus intrascendentes o cuestionadas gestiones como administradores públicos y su trashumancia política, tendríamos que estar de acuerdo con Antonio Maura en que “la memoria es evidentemente una de las prófugas de la política” y con Caillaux que dijo: “con la política interior ocurre como con el amor: cuando se está practicando, no se piensa en otra cosa…

Razón tenía Dantón, que agobiado porque los ideales de la Revolución Francesa se diluían, indicó: “son necesarias muchas generaciones  humanas para poder pasar de una forma de gobierno a otra. Antes de construir ciudades, hay que formar ciudadanos”. Y para terminar, no puedo pasar por alto a Gustavo Le Bon con su célebre frase: “no se puede esperar nada de los hombres políticos para los cuales el mundo es un espejo que refleja exclusivamente sus deseos, sus sueños y temores”, y al Conde de Romanones con su siempre recordada cita: “si no existieran hijos, yernos y cuñados, cuántos disgustos se ahorrarían los jefes de Gobierno

Entradas más populares de este blog

Armenios y quindianos deberíamos estar indignados y enojados

Enojo, ira y enfadovehementecontra sus actos es lo que deberíamos sentir los armenios y quindianos hacia los funcionarios y gobernantes señalados por la procuraduría y fiscalía por corrupción y delitos contra los bienes públicos. Y es que enojo, ira y enfadovehemente son los términos usados por la RAE para definir indignación, y eso es precisamente lo que la mayoría de cuyabros deberíamos expresar.
De mi parte siento indignación no sólo porque permitimos que nuestra ciudad y departamento se convirtieran en algo así como un coto de caza de corruptos e inescrupulosos, sino por la flojera y debilidad de no haber sido capaces como sociedad, heredera de “…una raza altiva de dura cerviz” como lo escribiera el maestro Tomas Calderón en las letras del himno de Armenia, de reaccionar con verraquera ante los yugos que impuso la más rampante politiquería.
No podemos seguir en silencio ante tanta corrupción y desfachatez. ¿De dónde acá se creyeron algunos gobernantes y funcionarios públicos politiq…

El Quindío se vende y se regala.

Hace poco escribí sobre lo insólito que resulta para los armenios que desde 2009 el 53,16% del capital social de la Sociedad Terminal de Transporte de Armenia sea del Departamento del Meta, lo que le da el derecho a su Gobernador de presidir la junta directiva y decidir sobre la administración y destinos de la Terminal de la capital del Quindío, acciones que la Asamblea Departamental del Meta autorizó su enajenación desde diciembre de 2016 con plazo al 30 de junio del presente año.
Ante esto, surgen a varias preguntas: ¿cómo perdimos la capacidad de decisión sobre la Terminal?, ¿qué está haciendo la Alcaldía de Armenia para hacerse con las acciones del Meta en venta hace 14 meses y tener la mayoría accionaria para ordenar el transporte municipal, metropolitano e interdepartamental sin depender de la voluntad del gobierno del Meta?
Pero más allá de las eventuales respuesta a estas inquietudes, que no serían para mí, sino para los armenios, lo esencial es que a los cuyabros se nos embolat…

Tan nuestros y tan ajenos

El Aeropuerto Internacional El Edén y la Terminal de Transporte de Armenia son portales de entrada y salida para muchos de los que toman la decisión de venir al Quindío y al Paisaje Cultural Cafetero, por lo que es fundamental que el viajero llegue con facilidad, se movilice sin problemas dentro del destino disfrutando sus atractivos rurales y urbanos, y regrese sin inconveniente a su lugar de origen. Si la experiencia de ingreso y salida del territorio es negativa, el turista llevará consigo un sentimiento de desagrado así haya sido objeto de un buen servicio durante su estadía en la región.
Aunque es una incógnita el número de turista que al año arriban al Quindío (algunos dicen que son 850.000, pero otros aseguran que pasan de un millón), del comparativo de las temporadas de diciembre de 2016, Semana Santa y mitad de año de 2017 publicado por el Observatorio de Turismo de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío se colige que en promedio un 91% de los turistas son nacionales y…