Ir al contenido principal

El Pacífico: futuro plausible

Por: Armando Rodríguez Jaramillo ((Armenia - Quindío - Colombia) - 03 de noviembre de 2014.

Por inercia histórica, luego de la escisión de Caldas de los territorios de Risaralda y Quindío, estos tres departamentos han propendido por pensarse conjuntamente a través de lo que se conoce como la región del Eje Cafetero, en un intento de articular lo que se dividió en 1966.
Sin embargo, esto no ha sido del todo fructífero pues afloran en el ambiente rivalidades y desconfianzas donde prima la competencia entre unos y otros  y no la de la región con los mercados internacionales. Una muestra palpable es la construcción de Aerocafé y la modernización y ampliación de Matecaña y El Edén, proyectos de infraestructuras fundamentales para el desarrollo regional que cada departamento gestiona de forma independiente en una inútil carrera por tener el mejor aeropuerto del Eje Cafetero.

Esta competencia insana me hace recordar cómo esperaban los cafeteros la ocurrencia de heladas en Brasil para que el precio internacional del grano subiera, de forma parecida algunos aguardan que el proyecto del vecino no avance mientras tramitan ante el gobierno nacional inversiones para su aeropuerto. Curiosa forma de querer progresar mirándose el ombligo, es decir, queriendo monopolizar los pasajeros de la región en un solo aeropuerto y no a través de estrategias conjuntas para posicionar al Eje Cafetero en el ámbito internacional con eficiente aeródromos complementarios.

Y así como no entendimos la necesidad de una integración aeroportuaria gracias a una visión insular por departamento, también hubo dificultad para avanzar en acuerdos sobre la infraestructura para el desarrollo que necesitaba la región.  Entonces nos volvimos celosos con proyectos de impacto regional como las dobles calzadas, plataformas logísticas, transporte ferroviario, zonas francas, sistemas de transporte masivos y otros más. Poco a poco nos inventamos que deberíamos especializarnos por vocaciones y dijimos que este o aquel departamento era comercial, industrial, metalmecánico, turístico, agroindustrial y de servicios de innovación o de TIC, fórmula riesgosa que nos conduce a un modelo de desarrollo por compartimientos que dificulta el fortalecimiento de clúster regionales y que limita la competitividad de las empresas y la sofisticación de la producción con destino a mercados internacionales.

Pero como la competencia es hacia fuera y no hacia adentro, esta forma descontextualizada de pensarnos en un mundo globalizado nos enfrenta al reto de buscar horizontes alternativos y plausibles, razón por la cual estamos en mora de mirar hacia el Valle del Cauca, pues nuestro futuro está en el Pacífico y no al interior del Eje Cafetero. Esta afirmación no necesita de argumentación, pues el escenario de la globalización muestra que los mercados de la cuenca del Pacífico (asiáticos o americanos) son los más dinámicos y de mayor proyección, que la Alianza Pacífico que integran Colombia, Chile, Perú, México está llena de oportunidades y que la ampliación del canal de Panamá nos pone en la ruta del comercio mundial.

Pero si las dificultades para integrarnos como región prevalecen, el Quindío debería aprovechar las oportunidades que para internacionalizar su economía le brindan proyectos como el corredor Bogotá – Buenaventura que a su paso por el departamento deja la doble calzada Ibagué – Calarcá, el túnel de La Línea y la doble calzada Calarcá - La Paila; la recuperación del transporte ferroviario entre La Tebaida y Buenaventura prevista para el primer semestre de 2015 y la entrega en concesión el próximo diciembre del Aeropuerto El Edén que además del mejoramiento de su pista, será sometido a la ampliación y modernización de las terminales de pasajeros nacional e internacional y a la construcción de la terminal de carga, infraestructuras que en su conjunto son un hecho y no una expectativa.

En consecuencia, es evidente que el aliado estratégico del Eje Cafetero en general, y del Quindío en particular,  es el Valle del Cauca, para lo cual es necesario avanzar en acercamientos con la dirigencia política, gremial y empresarial del Valle para unir esfuerzos y trazar estrategias de integración y articulación en lo productivo y logístico, y en ciencia, tecnología e innovación.  

Entradas más populares de este blog

Los clústeres de cafés especiales.

Artículo publicado en la revista Dimensión Económica (Pereira - Risaralda) en su edición N° 23 octubre - noviembre - diciembre de 2018
El café ha sido y será un asunto primordial en Colombia y el Eje Cafetero. La historia de Caldas, Quindío y Risaralda no se puede contar sin mencionar al grano que nos dio identidad y generó el desarrollo y bienestar que hizo que la UNESCO reconociera al Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.
Sin embargo, la caficultura tradicional se volvió incierta luego de la disolución del Pacto Internacional de Café (1989) que establecía cuotas de producción para los países cultivadores manteniendo controlada la oferta mundial con precios razonables del grano. Hoy el producto se transa en el mercado de los commodities o materias primas indiferenciadas, negocio en el que se compite con grandes volúmenes y bajos precios sin que la calidad sea el factor determinante en un mercado en el que siempre hay reservado un lugar para aquellos que producen a …

Sucedió hace 935 días

Hace 935 días que fue promulgada la Ley 1803 del 01 de agosto de 2016 por medio de la cual la Nación se asoció a la conmemoración de los cincuenta años de vida administrativa del Departamento del Quindío, ley que trae las rúbricas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, y de los ministros del Interior, Hacienda y Crédito Público y de Transporte.
Pero la Nación no sólo se asoció a la conmemoración del cincuentenario, además autorizó al Gobierno Nacional para que asignará en el Presupuesto General de la Nación y/o impulsara a través del Sistema de Cofinanciación las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar cinco obras promotoras del desarrollo regional, autorizando al Gobierno para efectuar los créditos y contracréditos a que hubiera lugar, así como los traslados presupuestales que garantizaran el cumplimiento de la citada norma.
Los cinco proyectos y obras a que se refiere la Ley 1803 son: Construcción Embalse Multipropósito del Quindío; rectificación…

Sin Edén no hay paraíso

El Edén es tema obligado en la agenda de los quindianos, así se confirmó cuando en días pasados el director general de la Aerocivil, Juan Carlos Salazar Gómez, presentó en el Foro de Gerentes de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío las inversiones que por 80 mil millones de pesos se hacen en el aeropuerto de Armenia para estudios, diseños y obras de ampliación de la plataforma, nueva torre de control, mantenimiento de la pista, construcción de la terminal internacional y otras obras, así como la proyección de inversiones que por 36.000 millones de pesos se harán en los siguientes dos años para adecuar la terminal nacional de pasajeros, culminación de la terminal internacional, construcción de hangares y adquisición de predios. No obstante estas buenas noticias, es indudable que quedó cierto sinsabor sobre el futuro del aeropuerto.
Según la Oficina de Transporte Aéreo de la Aerocivil, la proyección de pasajeros que a 2030 se movilizarían por El Edén con la modernización y mejo…