Ir al contenido principal

Un patrimonio al garete

Estado en el que se encuentra el panteón
de Jesús María Ocampo, fundador de
Armenia. Su tumba está rodeada de casetas
por decisión de la alcaldía municipal
Por: Armando Rodríguez Jaramillo ((Armenia - Quindío - Colombia) - 09 de octubre de 2014.


Hubo una Armenia en la que en sus colegios se formaban ciudadanos, en la que sus dirigentes se preocupaban por el interés público, una ciudad con organizaciones adalides del civismo. Esa fue la Armenia que nos legó el parque de Los Fundadores construido con motivo de los 75 años de su fundación, lugar donde se encuentran monumento como el Tronco y el Hacha del escultor Roberto Henao Buriticá, el panteón a Jesús María Ocampo fundador de la ciudad, amén de la plazoleta donde se posesionó en 1966 Ancízar López López como primer gobernador del Quindío.

Pero como dejamos de lado el civismo, hoy nos cuesta mucho comprender qué representan nuestras esculturas, monumentos y lugares históricos, por lo que tal vez no las queremos ni apreciamos y hasta las tratamos con indiferencia y desprecio.

Considero que es por esto que se entrega a empresas como Club Colombia el parque de Los Fundadores para que se lucre de nuestros sitios históricos poniendo allí casetas y ventas de cerveza durante las fiestas de la ciudad. Lo paradójico es que este despropósito se haga a través de la Corporación de Cultura y Turismo que debería estar encargada de promover y preservar la cultura local.

La carta que la Alcaldesa le dirigió a la Academia de Historia del Quindío ante su petición de erradicar del citado parque este tipo de celebraciones está llena de buenas intenciones. Manifiesta la mandataria su preocupación por el deterioro de los monumentos, la necesidad de recuperar los valores culturales e históricos y los espacios públicos concebidos para su preservación, garantizar que el parque no se vuelva a prestar para actividades que lo deterioran y alteren la tranquilidad y sana convivencia y la firma de un pacto ciudadano que le propuso la Academia para su conservación y protección.

De todas formas, cómo ignorar que por tercer año esta administración le entrega el parque a una empresa cervecera para su usufructo. Hace un año la Academia y varios ciudadanos nos pronunciamos por el atropello que allí se cometía contra el patrimonio colectivo, recibiendo una lacónica carta de Corpocultura donde dice que con los ingresos que deje el contrato se repararan los monumentos deteriorados.

Ahora la Alcaldía anuncia que después de las fiestas de octubre se invertirán 330 millones de pesos en la remodelación de parque para honrar los símbolos de la ciudad. Curiosa lógica: primero entrega espacios patrimoniales de la ciudad a particulares y luego anuncia inversiones con recursos públicos para recuperar lo que permitió que se dañara.


Ahora bien, si en gracia de discusión aceptamos que se tiene un proyecto de remodelación, es relevante considerar que estas intervenciones se deben hacer teniendo en cuenta su diseño original, su simbología, monumentos que alberga y hechos históricos que allí sucedieron, de ahí que pretender que la plazoleta donde inició su vida político administrativa el Quindío con la posesión de su primer gobernador en 1966 se convierta en mall de comidas rápidas al estilo de los que hay en los centros comerciales, es una afrenta a la historia del Quindío.

Entradas más populares de este blog

Armenios y quindianos deberíamos estar indignados y enojados

Enojo, ira y enfadovehementecontra sus actos es lo que deberíamos sentir los armenios y quindianos hacia los funcionarios y gobernantes señalados por la procuraduría y fiscalía por corrupción y delitos contra los bienes públicos. Y es que enojo, ira y enfadovehemente son los términos usados por la RAE para definir indignación, y eso es precisamente lo que la mayoría de cuyabros deberíamos expresar.
De mi parte siento indignación no sólo porque permitimos que nuestra ciudad y departamento se convirtieran en algo así como un coto de caza de corruptos e inescrupulosos, sino por la flojera y debilidad de no haber sido capaces como sociedad, heredera de “…una raza altiva de dura cerviz” como lo escribiera el maestro Tomas Calderón en las letras del himno de Armenia, de reaccionar con verraquera ante los yugos que impuso la más rampante politiquería.
No podemos seguir en silencio ante tanta corrupción y desfachatez. ¿De dónde acá se creyeron algunos gobernantes y funcionarios públicos politiq…

El Quindío se vende y se regala.

Hace poco escribí sobre lo insólito que resulta para los armenios que desde 2009 el 53,16% del capital social de la Sociedad Terminal de Transporte de Armenia sea del Departamento del Meta, lo que le da el derecho a su Gobernador de presidir la junta directiva y decidir sobre la administración y destinos de la Terminal de la capital del Quindío, acciones que la Asamblea Departamental del Meta autorizó su enajenación desde diciembre de 2016 con plazo al 30 de junio del presente año.
Ante esto, surgen a varias preguntas: ¿cómo perdimos la capacidad de decisión sobre la Terminal?, ¿qué está haciendo la Alcaldía de Armenia para hacerse con las acciones del Meta en venta hace 14 meses y tener la mayoría accionaria para ordenar el transporte municipal, metropolitano e interdepartamental sin depender de la voluntad del gobierno del Meta?
Pero más allá de las eventuales respuesta a estas inquietudes, que no serían para mí, sino para los armenios, lo esencial es que a los cuyabros se nos embolat…

Tan nuestros y tan ajenos

El Aeropuerto Internacional El Edén y la Terminal de Transporte de Armenia son portales de entrada y salida para muchos de los que toman la decisión de venir al Quindío y al Paisaje Cultural Cafetero, por lo que es fundamental que el viajero llegue con facilidad, se movilice sin problemas dentro del destino disfrutando sus atractivos rurales y urbanos, y regrese sin inconveniente a su lugar de origen. Si la experiencia de ingreso y salida del territorio es negativa, el turista llevará consigo un sentimiento de desagrado así haya sido objeto de un buen servicio durante su estadía en la región.
Aunque es una incógnita el número de turista que al año arriban al Quindío (algunos dicen que son 850.000, pero otros aseguran que pasan de un millón), del comparativo de las temporadas de diciembre de 2016, Semana Santa y mitad de año de 2017 publicado por el Observatorio de Turismo de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío se colige que en promedio un 91% de los turistas son nacionales y…