Ir al contenido principal

Armenia y sus basuras

Por: Armando Rodríguez Jaramillo ((Armenia - Quindío - Colombia) - 27 de agosto de 2014.

Una de las cosas que habla bien de una urbe es la pulcritud en el mantenimiento de su espacio público. Cuando se transita por una ciudad limpia la primera impresión es de bienestar y confianza ya que se asume que la comunidad que la habita es culta, que tiene sentido de pertenencia, que el sistema educativo ha sembrado sociabilidad y urbanidad en sus gentes, que la empresa que presta el servicio de aseo hace bien su labor y que las autoridades ejercen el debido control sobre los ciudadanos indisciplinados.

Pero desafortunadamente Armenia está lejos de este modelo urbano. Caminar la “Ciudad Milagro” es presenciar el abandono en la que está sumida pues a diario encontramos residuos regados en avenidas, andenes y parques: la peatonal de la “Calle Real” da grima por su desaseo; los olores a micciones rancias en la plaza de Bolívar y sus alrededores son insoportables; en la noche las calles céntricas, luego que se retiran del espacio público los vendedores ambulantes, quedan convertidas en un verdadero muladar; las cuadras cercanas a la llamada “Placita Cuyabra” donde abundan carretas con alimentos perecederos dan repugnancia por su mugrerío; los sitios cercanos a restaurantes de comidas rápidas presentan en la noche un deprimente aspecto de bolsas de basuras rotas con utensilios desechables y restos de comidas esparcidos sobre la vía; los basureritos en andenes y zonas peatonales se mantienen llenos y en los llamados lotes de engorde se acumulan desperdicios y excrementos.

La razón indica que algo no está marchando para que tengamos esta desagradable realidad, situación que puede atribuirse, en primer lugar, a la incultura general como resultado de un sistema educativo incapaz de formar ciudadanos responsables.

En segundo lugar, hay que volver los ojos a Empresas Públicas de Armenia encargada de la prestación del servicio de aseo, que a pesar de los esfuerzos que hace, sus resultados no son satisfactorios. Algo está fallando en las rutas y horarios de recolección, en el sistema de barrido de vías públicas, en las campañas de educación ciudadana de manejo de desechos sólidos y reciclaje, en la tecnología que usan, en la dotación, capacitación y entrenamiento de escobitas y operarios para que la ciudad esté como está, esto sin hacer referencia a los montículos de tierra y escombros que dejan en las vías públicas cuando atienden daños del acueducto o alcantarillado, los cuales se quedan allí por semanas en medio de una “señalización” rudimentaria con guaduas torcidas y cintas amarillas.

En tercer lugar, también le asiste responsabilidad a las autoridades municipales que no hacen el control respectivo ni sancionan a aquellas personas que persisten en sacar la basura sobre vías y andenes a la hora que les da la gana y con los ciudadanos irresponsables que ensucian la ciudad.


Creo que Armenia debe volver a ser reconocida como una ciudad limpia, pues me resisto a creer que nos estemos acostumbrando a vivir con la basura.

Entradas más populares de este blog

Armenios y quindianos deberíamos estar indignados y enojados

Enojo, ira y enfadovehementecontra sus actos es lo que deberíamos sentir los armenios y quindianos hacia los funcionarios y gobernantes señalados por la procuraduría y fiscalía por corrupción y delitos contra los bienes públicos. Y es que enojo, ira y enfadovehemente son los términos usados por la RAE para definir indignación, y eso es precisamente lo que la mayoría de cuyabros deberíamos expresar.
De mi parte siento indignación no sólo porque permitimos que nuestra ciudad y departamento se convirtieran en algo así como un coto de caza de corruptos e inescrupulosos, sino por la flojera y debilidad de no haber sido capaces como sociedad, heredera de “…una raza altiva de dura cerviz” como lo escribiera el maestro Tomas Calderón en las letras del himno de Armenia, de reaccionar con verraquera ante los yugos que impuso la más rampante politiquería.
No podemos seguir en silencio ante tanta corrupción y desfachatez. ¿De dónde acá se creyeron algunos gobernantes y funcionarios públicos politiq…

El Quindío se vende y se regala.

Hace poco escribí sobre lo insólito que resulta para los armenios que desde 2009 el 53,16% del capital social de la Sociedad Terminal de Transporte de Armenia sea del Departamento del Meta, lo que le da el derecho a su Gobernador de presidir la junta directiva y decidir sobre la administración y destinos de la Terminal de la capital del Quindío, acciones que la Asamblea Departamental del Meta autorizó su enajenación desde diciembre de 2016 con plazo al 30 de junio del presente año.
Ante esto, surgen a varias preguntas: ¿cómo perdimos la capacidad de decisión sobre la Terminal?, ¿qué está haciendo la Alcaldía de Armenia para hacerse con las acciones del Meta en venta hace 14 meses y tener la mayoría accionaria para ordenar el transporte municipal, metropolitano e interdepartamental sin depender de la voluntad del gobierno del Meta?
Pero más allá de las eventuales respuesta a estas inquietudes, que no serían para mí, sino para los armenios, lo esencial es que a los cuyabros se nos embolat…

Tan nuestros y tan ajenos

El Aeropuerto Internacional El Edén y la Terminal de Transporte de Armenia son portales de entrada y salida para muchos de los que toman la decisión de venir al Quindío y al Paisaje Cultural Cafetero, por lo que es fundamental que el viajero llegue con facilidad, se movilice sin problemas dentro del destino disfrutando sus atractivos rurales y urbanos, y regrese sin inconveniente a su lugar de origen. Si la experiencia de ingreso y salida del territorio es negativa, el turista llevará consigo un sentimiento de desagrado así haya sido objeto de un buen servicio durante su estadía en la región.
Aunque es una incógnita el número de turista que al año arriban al Quindío (algunos dicen que son 850.000, pero otros aseguran que pasan de un millón), del comparativo de las temporadas de diciembre de 2016, Semana Santa y mitad de año de 2017 publicado por el Observatorio de Turismo de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío se colige que en promedio un 91% de los turistas son nacionales y…