Ir al contenido principal

De fútbol, religión y política

Armando Rodríguez Jaramillo. Armenia (Quindío - Colombia).
Publicado en el diario La Crónica del Quindío el 15 de septiembre de 2009

Con un amigo de vieja data, caracterizado por un pragmatismo elemental y por una prudencia natural, compartí una improvisada tertulia en medio de dos aromáticos tintos en un café del centro. Mientras la mesera nos traía la dosis de cafeína, tuve el tiempo suficiente para detectar cierta perplejidad y frustración en su rostro.

–¿Qué te pasa? ¿A qué se debe esa cara?

Como quién tiene una preocupación que no sabe si contarla o callarla, mi amigo dudó en contestar por unos segundos. Al fin tomo aire y dijo:

– Tú sabes mejor que nadie que soy un montañero criado con fríjoles, arepa y mazamorra, es decir, nací en familia de paisas con tradiciones y principios, hombre de palabra como nos lo enseñaron desde chiquitos. Pero hoy parece que todo esto estuviera mandado a recoger –y se quedó callado expresando desagrado.


–A ver, a ver. Desembucha ese entripado que traes antes que te ahogues.

–Tú sabes que soy godito y nunca he dejado de votar en las elecciones, así sepa que voy a perder, pues tan solo recuerdo haber ganado dos veces para presidente: una con Belisario y la otra con Pastrana, aunque nunca lo hemos logrado para alcaldía y gobernación; sin embargo, seguiré votando como godito porque no soy capaz de cambiarme de partido. Mire, en mi casa me enseñaron a ser católico desde niño y toda la vida lo he sido, por eso no puedo irme para otra religión así no más como quién cambia de camisa. ¡Ah!, y se me olvidaba, desde niño mi papá nos llevó al estadio y siempre fui hincha del “quindiito” del alma, aunque solamente una vez fuimos campeones por allá en 1956, pero definitivamente soy incapaz de ponerme la camiseta del América o del Nacional siendo cuyabro; además, como si fuera poco, toda la vida seguiré pendiente, domingo tras domingo, de cómo queda el equipito de la tierra así perdamos una y otra vez, sea en la A o en la B.

Mi amigo me quedó mirando con esos ojos de rabia y de nostalgia con que miran los hombres que son derechos. Su mirada me dejó sin habla, yo realmente no sabía que opinar sobre sus comentarios pues tenía mi propia opinión sobre política, religión y fútbol. Esas son cosas, me dije a mi mismo, que se llevan dentro hasta los tuétanos, son cosas fundadas en las convicciones, principios y creencias de cada persona. Ante mi silencio, él retomó la palabra y exclamó:

–Cómo entristece ver todo patas arriba. Lástima que eso de la ética y los principios, cosas que se aprendían desde niño en la casa, ya no se enseñan ni en la casa ni en los colegios ni en la sociedad. Para mí, definitivamente, la persona que cambia de religión, cambia de equipo de fútbol y cambia de partido político, no es de fiar, pues esa persona es capaz de vender cualquier cosa, hasta la mamá.

Por espacio de un minuto, tal vez dos, un raro silencio se tomó aquella mesa de café, silencio que fue roto por un amigo mutuo que al sentarse nos dijo:

–Pero qué les pasa, ¿acaso están en trance?

–Casi, casi –le dije–, es que al escuchar lo que dice este, uno queda anonadado por la forma cómo ha cambiado nuestra sociedad.

Entradas más populares de este blog

Los clústeres de cafés especiales.

Artículo publicado en la revista Dimensión Económica (Pereira - Risaralda) en su edición N° 23 octubre - noviembre - diciembre de 2018
El café ha sido y será un asunto primordial en Colombia y el Eje Cafetero. La historia de Caldas, Quindío y Risaralda no se puede contar sin mencionar al grano que nos dio identidad y generó el desarrollo y bienestar que hizo que la UNESCO reconociera al Paisaje Cultural Cafetero como Patrimonio de la Humanidad.
Sin embargo, la caficultura tradicional se volvió incierta luego de la disolución del Pacto Internacional de Café (1989) que establecía cuotas de producción para los países cultivadores manteniendo controlada la oferta mundial con precios razonables del grano. Hoy el producto se transa en el mercado de los commodities o materias primas indiferenciadas, negocio en el que se compite con grandes volúmenes y bajos precios sin que la calidad sea el factor determinante en un mercado en el que siempre hay reservado un lugar para aquellos que producen a …

Sucedió hace 935 días

Hace 935 días que fue promulgada la Ley 1803 del 01 de agosto de 2016 por medio de la cual la Nación se asoció a la conmemoración de los cincuenta años de vida administrativa del Departamento del Quindío, ley que trae las rúbricas de los presidentes del Senado y de la Cámara de Representantes, y de los ministros del Interior, Hacienda y Crédito Público y de Transporte.
Pero la Nación no sólo se asoció a la conmemoración del cincuentenario, además autorizó al Gobierno Nacional para que asignará en el Presupuesto General de la Nación y/o impulsara a través del Sistema de Cofinanciación las partidas presupuestales necesarias a fin de adelantar cinco obras promotoras del desarrollo regional, autorizando al Gobierno para efectuar los créditos y contracréditos a que hubiera lugar, así como los traslados presupuestales que garantizaran el cumplimiento de la citada norma.
Los cinco proyectos y obras a que se refiere la Ley 1803 son: Construcción Embalse Multipropósito del Quindío; rectificación…

Sin Edén no hay paraíso

El Edén es tema obligado en la agenda de los quindianos, así se confirmó cuando en días pasados el director general de la Aerocivil, Juan Carlos Salazar Gómez, presentó en el Foro de Gerentes de la Cámara de Comercio de Armenia y del Quindío las inversiones que por 80 mil millones de pesos se hacen en el aeropuerto de Armenia para estudios, diseños y obras de ampliación de la plataforma, nueva torre de control, mantenimiento de la pista, construcción de la terminal internacional y otras obras, así como la proyección de inversiones que por 36.000 millones de pesos se harán en los siguientes dos años para adecuar la terminal nacional de pasajeros, culminación de la terminal internacional, construcción de hangares y adquisición de predios. No obstante estas buenas noticias, es indudable que quedó cierto sinsabor sobre el futuro del aeropuerto.
Según la Oficina de Transporte Aéreo de la Aerocivil, la proyección de pasajeros que a 2030 se movilizarían por El Edén con la modernización y mejo…